Rescata 64 Legislatura al campo oaxaqueño

no me veras

La LXIV Legislatura del Congreso local instituyó mecanismos y acciones legales para rescatar, reconocer, proteger y promover la actividad productiva en el campo, que abone a la seguridad y la soberanía alimentaria para el Estado de Oaxaca

En un acto para fortalecer la seguridad alimentaria desde el núcleo social principal, que es la familia, esta representación popular modificó el Artículo 4 de la Ley de Desarrollo Rural Sustentable del Estado, para otorgar reconocimiento legal a la agricultura familiar.

De esta manera, el Gobierno del Estado y los municipios quedaron obligados a modificar sus políticas públicas, planes, programas y proyectos, con un enfoque que incluya el impulso a la producción familiar. Lo mismo para que reconozcan, atiendan y protejan, de manera prioritaria, esta actividad realizada principalmente en los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas.

También, quedó establecido en la Ley de Pesca y Acuacultura Sustentables de Oaxaca, que el Programa Estatal en este rubro se sujetará a las previsiones del Plan de Desarrollo del Estado de Oaxaca, y contemplará los programas que protejan, promuevan y fomenten la pesca artesanal.

Ahora las administraciones estatal y municipales, tienen la tarea de respetar, reconocer y atender de manera prioritaria esta práctica realizada en los pueblos y comunidades oaxaqueñas. Además, se deberán registrar a estos productores en el Registro Estatal de Pesca y Acuacultura.

Asimismo, las autoridades ejecutivas obtuvieron la facultad para proteger, conservar y difundir los conocimientos y medidas utilizadas en la pesca artesanal, sin llegar a la sobreexplotación de los recursos pesqueros.

Otra de las aportaciones del Parlamento local al campo oaxaqueño, fue la actualización de los artículos 3, 11, 4, 7, 16, 39, 53, 88 y 135 de la Ley de Desarrollo Rural Sustentable del Estado de Oaxaca, para erradicar el uso de agentes contaminantes de los productos del campo.

Con dicha modificación,  se instituye que el Estado tiene la tarea de prevenir, controlar y erradicar los plaguicidas. También, establece que quién venda, distribuya o utilice las sustancias consideradas como prohibidas, restringidas y con alto grado de peligrosidad, serán sancionados de acuerdo a las leyes respectivas.

Es de esta manera que la LXIV Legislatura local creó mayores oportunidades, mejores condiciones de acceso y garantías especiales, que contribuyan a la equidad y el desarrollo para quienes trabajan el campo.

Comments are closed.