Unidad, lealtad y disciplina, a evaluar en ‘corcholatas’ del PRI: Alfredo Martínez de Aguilar

no me veras

* En una carambola de tres bandas, AMLO separó de sus legítimas aspiraciones al oaxaqueño Luis Antonio Ramírez Pineda y allanó el camino a los senadores Susana Harp Iturribarría y Salomón Jara Cruz cerrando la disputa en Morena por Oaxaca.

* Durante un evento masivo, Héctor Pablo Ramírez Puga se dijo listo para competir por la gubernatura en el estado de Oaxaca. En su mensaje, llamó a la unidad, afirmando que sólo unidos podrán mantener la gubernatura de Oaxaca.

El proceso de selección interna del candidato o candidata del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Gobernación de Oaxaca continúa dando sorpresivos giros.

Al margen de hacer creer a los integrantes de su “círculo rojo” que escucha sus opiniones en Morena, el presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que finalmente el gran dedo elector será el suyo y de nadie más.

En una carambola de tres bandas separó de sus legítimas aspiraciones al oaxaqueño Luis Antonio Ramírez Pineda y allanó el camino a los senadores Susana Harp Iturribarría y Salomón Jara Cruz cerrando la disputa por Oaxaca.

Es por demás sabido que no se le puede decir no al presidente en turno. Luis Antonio Ramírez, disciplinado, no sólo dejó la dirección general del ISSSTE, también su precandidatura morenista al gobierno de Oaxaca.

Aun cuando esta es una regla de oro de ayer, hoy y mañana, el economista mixteco “cayó para arriba” y es ya, desde media semana, director general de Nacional Financiera (Nafin) y del Banco de Comercio Exterior (Bancomext).

Las sorpresas no menudean, tampoco en el PRI. El delegado nacional del tricolor, Alejandro Guevara Cobos, externó que Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva no había manifestado su interés por participar en el proceso interno.

No obstante, un día después el ex diputado federal tamaulipeco se vio obligado a acompañar al ex director general de LICONSA y de la Comisión Estatal del Agua en su “destape”, en un hotel ubicado al norte dela ciudad.

La incorporación de Héctor Pablo a los muratistas químicamente puros Francisco Ángel Villarreal, German Espinosa Santibáñez, Heliodoro Díaz Escárraga y Mariana Nassar, despierta mayor interés y mete presión al PRI nacional y local.

El escenario no es halagüeño como en el pasado, cuando los únicos chicharrones que tronaban eran los del PRI-gobierno; mucho menos ahora ante la percepción generalizada que con anticipación Morena ya ganó la plaza de Oaxaca.

Hoy, más que nunca, tres factores estarán en juego de manera definitiva y definitoria para  evaluar a las ‘corcholatas’ del PRI y determinar quién será candidato a gobernador o gobernadora, lealtad, disciplina e institucionalidad.

A nuestro juicio, el mayor reto a vencer por los dirigentes nacionales y locales y, sobre todo, por los aspirantes del PRI, es lograr y consolidar efectivamente la unidad, con la ventaja que los priistas participantes, son leales.

Además de disciplinadas las ‘corcholatas’ del PRI tienen a su favor otro elemento indispensable en las campañas político-electorales, todos cuentan con los suficientes recursos para cubrir los cuantiosos gastos que ello ocasiona.

Aun cuando al  cerrarle las puertas el PRI en 2018, Héctor Pablo buscó un escaño en el Senado de la República por la coalición “Por México al Frente”, integrada por el PAN, PRD, Movimiento Ciudadano, retornó por sus fueros al PRI.

Durante el acto Unidad Ante la Adversidad, Héctor Pablo se dijo listo para competir por la gubernatura en el estado de Oaxaca. En su mensaje, llamó a la unidad, afirmando que sólo unidos podrán mantener la gubernatura de Oaxaca.

Al mismo tiempo, hizo un vehemente llamado a las dirigencias del PAN, PRD, MC, PANAL y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) a ponerse la camiseta, cerrar filas e ir juntos por la gubernatura de Oaxaca.

No falta razón, a Ramírez Puga Leyva, porque no le alcanza al PRI solo, sin ir en coalición, y la opción no sólo para ser competitivo, sino incluso estar en posibilidad de alzarse con el triunfo es a través de un bloque opositor amplio.
La unidad de todos los partidos, resaltó, permitirá mantener la gobernabilidad lograda por Alejandro Murat. "¡Todos cabemos, y necesitamos al mejor perfil sin egoísmos, sin ataduras, sin grupismos. Vamos duro!”

Señaló que como aspirante no está en la idea que sea designado de manera directa, sino el que tenga mayor capacidad, aunque pidió que se tome en cuenta la experiencia, las capacidades y las ganas de cada uno de los personajes.

Con madurez y civilidad, hizo público reconocimiento a sus colegas “corcholatas”, Francisco Ángel Villarreal, Germán Espinosa, Heliodoro Díaz y Mariana Nassar, con experiencia y buenos perfiles para ganar a los de enfrente.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Comments are closed.