UNAM, luz de esperanza ante el caos de la UABJO: Alfredo Martínez de Aguilar

no me veras

* Es de lamentar que hasta ahora haya faltado voluntad política del gobierno federal en apoyo del gobierno estatal para rescatar a la Máxima Casa de Estudios, Alma Mater de los oaxaqueños.
* A la luz de esta cruel realidad, que no cambiará a corto plazo, reviste singular trascendencia la decisión del gobernador Alejandro Murat de impulsar el establecimiento de la UNAM en Oaxaca.

 

La permanente pugna entre partidos y grupos por el poder político y económico hunde cada día más en el caos y la ilegalidad a la gloriosa Universidad Autónoma Benito Juarez de Oaxaca (UABJO).

Claro ejemplo de esta dolorosa situación es que, después de más de un año que venció el periodo legal de cuatro años del rector Eduardo Bautista Martínez, no se ha podido convocar a elecciones.

A pesar de la ilegalidad en la que se encuentra, el rector cumplirá más de dos años al frente de la UABJO para no contaminar las elecciones del nuevo rector con el proceso electoral a gobernador.

De tal manera que, después de la jornada electoral del próximo 5 de junio y de confirmarse el triunfo del candidato a gobernador de Morena, se publicará la convocatoria para la elección de rector.

Entretanto, los habitantes de la capital oaxaqueña continuaremos sufriendo las presiones y chantajes de los diversos sindicatos con bloqueos de calles, como lo viene haciendo el STEUABJO.

Con estas acciones perversas los dueños de la jauría buscan fortalecer y consolidar la posición de sus candidatos a la rectoría sin importarles atentar contra el libre tránsito y los derechos de terceros.

La identidad de la mano negra que mece la cuna de la anarquía y la violencia es ampliamente conocida históricamente. Los autores intelectuales son los de siempre, los mismos de ayer y de hoy.

Es de lamentar que hasta ahora haya faltado voluntad política del gobierno federal en apoyo del gobierno estatal para rescatar a la Máxima Casa de Estudios, Alma Mater de los oaxaqueños.

Al tratarse de recursos federales el mayor monto del subsidio anual corresponde poner orden en la UABJO en mayor medida a las secretarías de Educación Pública y de Hacienda y Crédito Público.

Lograrlo es muy simple, fácil y sencillo, basta seguir la huella del dinero y contrastar los ingresos con los egresos del millonario subsidio anual, para saber en las cuentas y bolsas de quienes terminó.

Es más, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y la Secretaría de la Función Pública (SFP), además de Educación y Hacienda, tienen documentada a detalle la escandalosa corrupción.

Los nombres, pelos y señales, son de sobra conocidos porque los autores intelectuales del saqueo del subsidio de la UABJO son los de siempre, los mismos de ayer y de hoy, sólo cambian algunos peones.

Al principio del pasado mes de octubre el presidente Andrés Manuel Lopez Obrador reconoció que hay casos de mafias que dominan en las universidades públicas, pero lamentablemente no actúa.

Por el contrario, señaló que los casos de corrupción, influyentismo y nepotismo en las universidades públicas deben ser resueltos por los alumnos e investigadores de las mismas casas de estudio.

Mano dura, como ha probado que es con sus enemigos políticos, es muy fácil para él exigir que se aplique la Ley “a los caciques que dominan en las universidades, pues ellos ponen a los rectores”.

Con todo lo antidemocrático que es, amén de manejar el presupuesto a sus anchas, AMLO dijo que el gobierno federal no puede intervenir porque sería violatorio de la autonomía universitaria.

A la luz de esta triste y cruel realidad, que no cambiará a corto plazo, reviste singular trascendencia la decisión del gobernador Alejandro Murat de impulsar el establecimiento de la UNAM en Oaxaca.

Murat y el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, supervisaron los avances de la construcción de la Unidad Multidisciplinaria de Investigación Científica y Humanística en la capital oaxaqueña.

Albergará a los Institutos de Geografía, Matemáticas e Investigaciones Estéticas, el programa intercultural y la posible creación de la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENÉS Oaxaca).

Como resultado de la buena relación con el Gobierno de Oaxaca, se anunció que esta última se establecería en el antiguo inmueble del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO).

Brindará oferta educativa innovadora, respetando la no competitividad con otras instituciones de educación superior, que vea al futuro y tenga arraigo de identidad en un estado al que “el país le debe tanto”.

La inauguración de la Unidad Académica de la UNAM en Oaxaca tendrá lugar a mediados del próximo año, con una inversión de 85 millones de pesos en el antiguo edificio del Poder Judicial del Estado.

Murat reiteró que para su gobierno la educación es un pilar fundamental de la transformación del país, por lo que tendremos a los mejores representantes de la academia del país y del mundo.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

 

 

 

Comments are closed.