Sin diputados libres, México seguirá totalmente perdido: Alfredo Martínez de Aguilar

no me veras

* De manera recurrente se insiste en obligar legalmente a los representantes populares a cumplir con su obligación ética y política de defender los intereses del pueblo que los eligió y no de sus mafias partidarias.

* Ante los hechos no hay palabras que valgan ni pretextos que justifiquen la incondicionalidad injustificable de los Diputados federales al desmantelar y dinamitar las instituciones nacionales por consigna presidencial.

Las benditas redes sociales se convirtieron desde el pasado proceso presidencial en la arena política en la que se libran los combates más cruentos en la guerra por el poder político y económico.

Como parte de esa nueva dinámica sociopolítica de manera más que reiterada se ha puesto de manifiesto que sin Diputados federales y locales, realmente libres e independientes, México está totalmente perdido.

De manera recurrente se insiste en obligar legalmente a los representantes populares a cumplir con su obligación ética y política de defender los intereses del pueblo que los eligió y no de sus mafias partidarias.

En ese sentido, se exige una y otra vez reformar la Constitución Mexicana y considerar el sentir del pueblo de México contra el derroche irresponsable en un Congreso de la Unión que no sirve para lo que fue creado.

Por la complicidad de los congresistas federales y locales la Constitución General de la República y de los estados, y las leyes que de estas emanan, no representan ni defiendan al pueblo de México del abuso del poder.

Ante los hechos no hay palabras que valgan ni pretextos que justifiquen la incondicionalidad injustificable de los Diputados federales al desmantelar y dinamitar las instituciones nacionales por consigna presidencial.

De ahí la trascendencia para la vida presente y futura de México cada vez más mexicanos conscientes exijan reformas para que los Diputados sean asalariados solo durante su mandato sin jubilación proveniente del mandato.

Además, se demanda que todo el mundo en el pasado, presente y futuro, actualmente en el Fondo de Jubilación del Congreso pase sin privilegio alguno al régimen vigente de la Seguridad Social inmediatamente.

Los Diputados participarán únicamente de los beneficios del régimen de la Seguridad Social al igual que todos los demás ciudadanos. El fondo de jubilación no puede ser usado para ninguna otra finalidad.

Al mismo tiempo, se demanda que los Diputados paguen su plan de jubilación, como todos los mexicanos de a pie para evitar que continúe el derroche irresponsable del dinero del pueblo que urge a salud.

Los Diputados dejarán de votar su propio aumento de salario, mismo que no excederá del doble  del porcentaje del salario de la Ciudad de México. Y bajo ninguna causa podrán aprobarse Bonos de ningún tipo.

Los Diputado dejarán de tener el actual seguro de gastos médicos y deberán ser coberturados por del mismo sistema nacional de salud que todos los demás ciudadanos mexicanos.

El aguinaldo es un logro sindical propio de la clase obrera trabajadora, por lo tanto deberá abrogarse el aguinaldo a los Diputados, ya que no son trabajadores, sino servidores públicos por elección.

Los Diputados deben cumplir igualmente las mismas leyes que el resto de los mexicanos, por lo tanto deberá abrogarse el fuero del que gozan para quedar sujetos a las sanciones y penas establecidas por las leyes vigentes.

Servir en el Congreso de la Unión y de los estados es un honor, no una carrera. Los diputados deben cumplir su único periodo de servicio, después irse a casa y buscar empleo, según sus propias capacidades y aptitudes.

En víspera de la madre de las batallas electorales el próximo seis de junio, se exige que a los Diputados tendrán que aplicárseles exámenes de conocimientos, aptitudes, psicológicos y toxicológicos, periódicamente antes y durante su cargo.

Es creciente la demanda que cada vez que vote cada Diputado en el Congreso, deberá ser publicado el sentido de su voto en todos los medios de comunicación.

Los Diputados y sus familiares directos, no podrán salir del país, salvo causas extremas, asimismo, se deberá publicar el motivo y duración de su ausencia en los medios de mayor difusión.

Tendrán que tener licenciatura como mínimo y ser gente de probada calidad moral y eficiencia laboral en sus ramos, es decir personas con prestigio o de sobresaliente desempeño en su área.  Solo así garantizaremos que hagan lo que conviene México, no a sus propios intereses.

Debemos exigir a los próximos candidatos una firma de compromiso para que los Diputados que no demuestren eficiencia en su cargo sean despedidos, y si se demuestra que sirvió a otros intereses o robó, sea encarcelado.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Comments are closed.