Salomón y Wilbert van por la Sección 22 de la CNTE: Alfredo Martínez de Aguilar

no me veras

* El senador de Morena pretende usar a la Sección 22 como plataforma y ariete a la gubernatura. Sin embargo, desde ya podemos adelantar que no será candidato del Movimiento de Regeneración Nacional a gobernador de Oaxaca.

* Jara Cruz cayó de la gracia del presidente Andrés Manuel López Obrador por jugar las contras a su compadre y candidato a gobernador en Guerrero, Félix Salgado Macedonio, lo que facilitó que el INE y el TEPJF rechazaran su candidatura.

Ya salió el peine. Muy pronto enseñaron el cobre el senador de Morena Salomón Jara Cruz y su mozo de estoque Wilbert Santiago Valdivieso. Intentan apoderarse de la Sección 22 del SNTE-CNTE. No hay nada oculto bajo el sol.

Se confirma así que la mano negra que ha mecido la cuna de la violencia en la capital oaxaqueña es la de Salomón Jara. Utiliza a un grupúsculo de normalistas, activistas y milicianos del FPR, Sol Rojo y UACOL. Seguirán bloqueos e incendios.

Salomón pretende usar a la Sección 22 como plataforma y ariete para llegar a la gubernatura. Desde ya podemos adelantar que no será candidato del Movimiento de Regeneración Nacional a gobernador de Oaxaca.

Jara Cruz cayó de la gracia del presidente Andrés Manuel López Obrador por jugar las contras a su compadre y candidato a gobernador en Guerrero, Felix Salgado Macedonio, lo que facilitó que el INE y el TEPJF rechazaran su candidatura.

Como delegado del Comité Ejecutivo Nacional de Morena en Guerrero, Salomón Jara se alió con Irma Eréndira Sandoval, secretaria  de la Función Pública, para imponer a su hermano Pablo Amílcar como candidato a gobernador.

Dicen quienes saben que cometió el grave error político de “cilindrear”, con el apoyo de Irma Eréndira y Pablo Sandoval, a las mujeres presuntas víctimas de violación de Felix Salgado Macedonio para que denunciaran a este.

Por ello, Salomón está desesperado. Busca imponerse como candidato a gobernador de Oaxaca, el próximo año, al precio que sea, a sangre y fuego, por cualquier partido, ya no por el Movimiento de Regeneración Nacional.

Está convencido que conseguirá su propósito con el apoyo de los comandantes visibles de los grupos radicales magisteriales, Erangelio Mendoza González, Rogelio Vargas Garfias, Luis Fernando Canseco Girón y Ezequiel Rosales Carreño.

No admite que para apoderarse de la Sección 22 no le alcanza ni basta el apoyo de la Coordinadora Democrática Magisterial de Oaxaca (Codemo), de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), de Praxis y Chispa Clasista.

Tampoco logra ver que desde los sótanos del poder presidencial se ha puesto ya en marcha la Operación Pinzas para pasarle la factura por su traición al presidente AMLO en Guerrero, con un alto costo político.

Andrés Manuel López Obrador y sus más cercanos asesores utilizan por un lado a los hermanos Flavio y Horacio Sosa Villavicencio y, por otro lado, a Benjamín Robles Montoya, para desmantelar el poder de Salomón y defenestrarlo.

Enloquecido por la soberbia, se niega a ver su triste y deplorable nueva realidad política. Es un “apestado” en Morena. Prueba de ello le arrebataron la presidencia de la Junta de Coordinación Política en el Congreso del Estado.

Sin embargo, el golpe político-económico recibido al destituir a su incondicional Delfina Elizabeth Guzmán Díaz como presidenta de la JUCOPO, se agrava con el rechazo total a las candidaturas que impusiera en Oaxaca.

Esta consecutiva derrota se observa con mayor claridad en el Istmo de Tehuantepec en cuya región pretendía consolidar el control de los principales municipios y distritos electorales federales y locales, a través de Nino Morales Toledo.

Por conducto del dirigente del Frente Unido de Comunidades Oaxaqueñas (FUCO), Salomón Jara utiliza a Humberto Jorge Jiménez y Lizeth Castellanos Hernández, para golpear desde Juchitán al Comité Ejecutivo de la Sección 22.

No obstante las severas derrotas políticas que ha recibido en los últimos tiempos, el todavía senador morenista exige la destitución del dirigente estatal del magisterio, Eloy López Hernández, para imponer a su incondicional Wilbert Santiago.

Mientras el Comité Ejecutivo Seccional, encabezado por Eloy López Hernández entregaba al gobernador Alejandro Murat el "Documento Político 2021" con el Pliego Petitorio, Wilbert Santiago promovió y encabezó una marcha en contra.

Nada importa al istmeño formar parte de la dirigencia de la Sección 22 del SNTE-CNTE como Vocero, lo que confirma, una vez más, que junto con el senador Salomón Jara busca apoderarse de la Sección 22 del SNTE-CNTE.

El pretexto es rechazar que se aproveche la condición de representantes seccionales para negociar a nombre de la Sección 22, candidaturas a favor de sus familiares, allegados e incondicionales, como lo hizo Eloy López Hernández.

Señalan que el 21 de enero, feneció el periodo de la actual dirigencia sindical que encabeza Eloy López Hernández, y a más de tres meses de haber cumplido su periodo en el cargo, no se ha emitido la convocatoria para llevar a cabo el relevo.

Sus “sueños de opio” están condenados al más rotundo fracaso al lograr negociar el Comité Ejecutivo Seccional, presidido por Eloy López Hernández, presentar próximamente al Congreso del Estado la Iniciativa de la nueva Ley Estatal de Educación.

Las disposiciones de la nueva Ley Estatal de Educación hará realidad, por fin, incluir el anhelado Plan para la Transformación de la Educación de Oaxaca (PTEO), a fin de privilegiar la ideologización de los alumnos de educación básica.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Comments are closed.