Regresión de 50 años en las elecciones: Cipriano Flores: Alfredo Martínez de Aguilar

no me veras

* Raúl Castellanos Hernández, ex candidato de Redes Sociales Progresistas a la presidencia municipal dijo que “ya no tantos como antes, pero todavía siguen votando algunos muertos”.

* Para Jorge González la gente actuó con mucha inteligencia, quitó al presidente la tentación per se de poderse reelegir con la facilidad que aparentemente tenía por la mayoría calificada.

Con la amplia experiencia con que cuenta, el politólogo Cipriano Flores Cruz, ex presidente del Consejo General del Instituto Estatal Electoral desmenuza los pasados resultados electorales:

 “Fue una elección de estado, cuyo proceso electoral se dirigió desde el principio y hasta el final desde Palacio Nacional. Fueron elecciones plebiscitarias, no hubo competencia electoral”, afirmó.

“No hubo ninguna diferencia con las prácticas negativas de los procesos electorales anteriores, por el contrario, se recrudecieron los vicios que ingenuamente creíamos que ya se habían superado”.

“Vivimos una regresión de 50 años y todavía se atreven a decir que ganó el presidente. Se utilizaron la vacuna y los programas sociales, como estrategia electoral para ganar las elecciones”.

Flores Cruz sostuvo que está más que demostrado que la gente que recibe apoyos de los diversos programas sociales fue la que votó más a favor de los candidatos del partido del presidente.

Trajo a la memoria que desde el principio el proyecto del presidente López Obrador y Morena ha sido la esperanza de México, la ruta hacia un nuevo México y ha planteado el cambio de régimen.

Raúl Castellanos Hernández, ex candidato de Redes Sociales Progresistas a la presidencia municipal dijo que volvió a repetirse el mismo esquema de cooptación  y compra de los votos.

Incluso, lamentablemente, en Oaxaca se dio en un contexto mayor que en otros estados. “Señoras del PRI y Morena checaban cerca de las casillas a los que votaban, como en los viejos tiempos”.

El ex candidato denunció que la certeza de quienes aparecen en el padrón electoral sigue estando en entredicho “porque ya no tantos como antes, pero todavía siguen votando algunos muertos”.

En un régimen fundamentalmente presidencialista como el de México consideró que el gran reto de la sociedad a futuro es generar los cambios necesarios para que tome acciones contundentes.

En el programa Detrás de la Noticia televisión, recordó que en momentos determinantes de nuestra historia hemos visto cómo es la sociedad la que sale al frente sobre gobiernos y partidos.

Para Jorge González Ilescas la gente actuó con mucha inteligencia, quitó al presidente la tentación per se de poderse reelegir con la facilidad que aparentemente tenía por la mayoría calificada.

“Eso trae consecuencias brutales en el desarrollo de los sucesos políticos de los próximos años, al no contar con las mismas condiciones que en la actual Legislatura”, subraya enfáticamente.

Ve terriblemente descabellado intentarlo, no podrá desaparecer a los órganos constitucionales autónomos como el INE, seguramente hará ajustes y modificaciones y habrá que cuidar cuáles.

Pero ya no los va a poder desaparecer porque necesita lo que quiso y buscó afanosamente y no se lo dio la gente, las dos terceras partes, la mayoría calificada en la Cámara de Diputados federal.

Reitera que no podrá hacer muchas cosas y otras sí, pero al final de cuentas el pueblo no le dio lo que tanto buscó, la mayoría calificada, el control absoluto y pleno en la Cámara de Diputados.

El ex líder del PRI resalta que fue una extraordinaria elección, por ser la más grande, a pesar de ser la más violenta de la historia, aunque no la más judicializada, pero sí una de las más cuestionadas.

“Quien ganó, paradójicamente, fue la gente, actuó con enorme sabiduría, gracias a la participación de más de un millón y medio de ciudadanos que laboraron en el proceso y la jornada electoral”.

Jorge destaca que la gente no dio a ningún partido la mayoría calificada en la Cámara de Diputados. Morena perdió 14 millones en la elección intermedia más concurrida de la historia, no

Al perder diputaciones y alcaldías en la CDMX, origen, corazón e identidad del movimiento histórico de la izquierda, Morena gana territorialmente, pero no le alcanzará para lo que quería.

Adelanta que Morena ganará la próxima elección presidencial al triunfar en 8 de las 15 gubernaturas, pero se solo se queda con 16.3 millones de votos de los 30.8 millones de 2018.

En cambio, el PRI creció en 100% en percepción con la gente y casi al doble de los votos en proporción que tuvo en la pasada elección, estaba sobre el 8 y fracción, ahora, está casi en 17%.

Casi emparejados con el PAN al que veía lejano de poder alcanzar hasta hace unos meses, pero pierde quizás su valor mayor, el territorio, perdimos 8 gubernaturas y eso duele, por supuesto.

Al crecer el PRI en un porcentaje muy importante en la percepción de la gente, ganando pierde o perdiendo gana, y el PRD pierde lo que tenía, pero conserva el registro, y de los otros ni hablar.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Comments are closed.