O cambiamos los oaxaqueños o finalmente estaremos perdidos: Alfredo Martínez de Aguilar

no me veras

* Al margen de la auditoría y acciones legales que está obligado a emprender, el alcalde Francisco Martínez Neri requerirá de su experiencia contable y fiscal para enfrentar la bancarrota municipal.
*
Padres de familia de los cinco niños a los que negaron la vacuna anti COVID denunciaron ante la  FGR a la delegada Nancy Ortiz y a Raul Peña Viveros, por desacato judicial, homicidio y genocidio.

El espíritu de la Navidad encierra el milagro de la vida al celebrar el nacimiento de Jesús. Su símbolo y mensaje espiritual y humano es oportunidad de renacimiento para luchar por un mundo mejor.

Para nadie es desconocido que a Oaxaca le hunde la soberbia, corrupción e insensibilidad de sus políticos y servidores públicos. No es un problema nuevo, tiene una historia heredada de larga data.

Basta no perder la capacidad de asombro para no dejar de sorprendernos por los niveles cada vez más negativos que alcanza la creciente descomposición económica, política y social en el estado.

Claro ejemplo de ello es el megaconflicto laboral con los cinco sindicatos del Municipio de Oaxaca de Juárez, como resultado de la ineptitud, irresponsabilidad y, sobre todo, escandalosa corrupción.

La ineficacia e ineficiencia, no es responsabilidad exclusiva del presidente municipal, con todo y que sea mayor, pues se hace extensiva a los integrantes del Cabildo y del Ayuntamiento en general.

Ni siquiera en nuestras peores pesadillas imaginamos que la capital fuera convertida en gigantesco muladar con basura tirada frente a Santo Domingo, tomada por asalto y sitiada por cuatro días.

Positivo fue saber que al igual que a los sindicatos también se pagó el salario y aguinaldo a los elementos de Vialidad Municipal, por lo que sus actividades se normalizaron en la ciudad de Oaxaca.

Aunque en estricto sentido no es su responsabilidad, la decisión del gobernador Alejandro Murat y el alcalde electo ante el Gobierno federal contribuyó finalmente a la solución del conflicto laboral.
Miles de turistas se han visto afectados por los bloqueos, basura, ambulantes y baches, dañando la imagen nacional e internacional de la Ciudad de Oaxaca, Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Una vez más la oportunidad de impulsar la reactivación de la economía local, a través del turismo, fue saboteada, al cancelarse cientos de reservaciones en los hoteles de la capital oaxaqueña.

Al margen de la auditoría y acciones legales que está obligado a emprender, el alcalde Francisco Martínez Neri requerirá de toda su experiencia contable y fiscal para enfrentar la bancarrota.

Con mucha imaginación y creatividad deberá explorar nuevas opciones de captación de recursos y fuentes de financiamiento, apelando a la conciencia y responsabilidad de los habitantes de la capital.

A partir de esta amarga experiencia a la que se suman los frecuentes bloqueos de calles, carreteras, oficinas y toma de estas, con la criminal retención de los trabajadores, urge buscar soluciones.

La Navidad y el Año Nuevo son oportunidades para reflexionar en familia que es vital organizarnos y participar de manera permanente en la búsqueda de soluciones a los problemas que enfrentamos.

Aun cuando es su obligación insoslayable dar resultados y entregar buenas cuentas, no podemos dejar toda la responsabilidad social y comunitaria a las autoridades de los tres órdenes de gobierno.

Lo cierto es que o cambiamos de actitud frente a nosotros mismos, frente a la vida y frente a los demás o finalmente todos, pueblo y gobierno, estaremos perdidos en mayor o menor medida.

Los gobernantes en turno no solo han llegado a extremos inimaginables en México sino, incluso, a incurrir en crímenes de lesa humanidad con el pésimo manejo de la pandemia de la COVID-19.

Padres de familia de los cinco niños a los que les fue negada la vacuna anti COVID denunciaron ante la  FGR a la delegada Nancy Ortiz y a Raul Peña Viveros, por desacato judicial, homicidio y genocidio.

Después de dos años de sufrir los embates mortales de los contagios del nuevo coronavirus los hospitales continúan sin medicamentos e insumos y el personal médico sin equipo de protección.

Miles de niños y mujeres con cáncer siguen sin medicamentos en México y Oaxaca. Por los recortes al gasto en tratamientos y el desabasto de medicamentos han muerto mil 700 niños en el país.

El Centro Nacional para la Salud de la Infancia y Adolescencia (Censia) revela que al año mueren alrededor de 2 mil menores por esta enfermedad, casos en los que pudo tratarse de nuestros hijos.

Es pésima la calidad de los servicios públicos. Vecinos de la Colonia Reforma se vieron obligados a celebrar la Navidad sin energía eléctrica. Cada día son más frecuentes los “apagones” de la CFE.

El panorama de 2022 es sumamente sombrío por los escenarios previsibles de agravamiento de la crisis económica y de salud, con el consecuente crecimiento del desempleo y aumento de la carestía.

Un factor que contribuirá a generar inestabilidad y riesgo de ingobernabilidad es la madre de todas las batallas por la gobernación de Oaxaca, ya que el peor enemigo de Morena son sus incendiarios.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Comments are closed.