“No miren hacia arriba”: Carlos R. Aguilar Jiménez

no me veras

La película de Netflix: “No Miren Hacia Arriba”, es uno de los temas más comentados y discutidos en redes sociales y conversaciones entre amigos que trata respecto de una estudiante de astronomía y su maestro, el actor Leonardo Di Caprio, quienes descubren un cometa que en su trayectoria impactara con la Tierra y debido a su tamaño y velocidad aniquilará toda la vida, por lo que tan pronto comprueban datos, exponen el peligro de extinción masiva de la vida a la presidenta de EU, llevándose la sorpresa que ni la presidenta ni ninguna autoridad, incluso los medios les toman en serio, considerándolos charlatanes sensacionalistas.

La película que como argumento de choque de cometas con la Tierra no es novedad, si lo es respecto de la crítica que hace a la sociedad actual por el mínimo interés que muestran por la ciencia, afirmando que lo que dicen los científicos son un complot para desprestigiar al gobierno, destacando que la sociedad y en especial los gobernantes están más preocupados por su partido político o sus ideologías, eludiendo temas y asuntos que realmente importan, pero, más allá de la trama de la película, lo real es que los gobernantes y la inmensa mayoría de la sociedad carecen de cultura científica, ignoran los principales conceptos de ciencia, no saben nada de termodinámica o rechazan la evolución de las especies y descalifican a la ciencia cuando se dan cuenta no saben respecto de temas tan importantes como la ecología, calentamiento planetario, energías renovables, fractales, mecánica cuántica, relatividad, teoría del caos o astronomía, entre otras disciplinas científicas que son fundamentales para entender el mundo moderno.

 En la película No Miren Hacia Arriba, el gobierno y los medios llegan al extremo de pedir a la gente que no Miren hacia arriba, porque la información del cometa es un complot, que el gobierno tiene sus propios datos y no pasa nada, creyéndoselo todo los seguidores de la presidenta, igual que los devotos seguidores del presidente de México, que si bien no ha dicho que no miremos hacia arriba, aunque en el cielo nocturno este brillando el cometa, lo cierto es que, cuando los medios, las redes sociales y el gobierno confabulan para manipula a la población elemental, las consecuencias son altamente peligrosas, porque en la mira estrecha y visión a corto plazo o inmediata, en la película se demuestra que a los políticos únicamente les interesa su popularidad, encuestas favorables, informes a su gusto, datos que coincidan con su ideología y, si viene un cometa que chocara con la Tierra, el mundo se calentara, habrá un desastre ecológico o se extinguen las especies, mientras los gobernantes y su partido político sean populares para ganar cualquier elección, la ciencia, los datos duros, las evidencias y refutaciones ideológicas no importan, por eso dicen No miren Hacia Arriba, aunque yo siempre digo al terminar el programa de Radio El Secreto Mejor Guardado. No olviden Mirar Hacia Arriba.

Comments are closed.