Morena, Salomón y Neri, ensuciaron las elecciones: Alfredo Martínez de Aguilar

no me veras

* El senador Salomón Jara Cruz y el candidato a presidente municipal por la capital oaxaqueña del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Francisco  Martínez Neri, ensuciaron la jornada electoral.
*
En Oaxaca, el narcotráfico también participó en el proceso y la jornada electoral. Armados con “cuerno de chivo” presuntos sicarios de Santa María Zoquitlán, Tlacolula, acudieron a las urnas a votar.

La terca realidad finalmente terminó por imponerse. Los hechos confirmaron que los escupitajos que lanzó al cielo Morena le cayeron en la cara. En el pasado denunció elecciones de Estado y las de ayer fueron fallidas.

A reserva que lo confirme los resultados del Instituto Nacional Electoral y del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca, el presidente Andrés Manuel López Obrador y Morena pierden la mayoría calificada.

Es de reconocer la inédita participación ciudadana en unas elecciones intermedias que abona al trabajo y frena la intención presidencial de desaparecer al INE y pone en riesgo de perder la revocación de mandato a AMLO.

El senador Salomón Jara Cruz y el candidato a presidente municipal por la capital oaxaqueña del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Francisco  Martínez Neri, ensuciaron la jornada electoral.

Más que grave la provocación de la Policía Municipal al allanar la casa de campaña del candidato triunfante a la presidencia municipal de Oaxaca de Juárez, José Javier Villacaña Jiménez. Arribaron en una camioneta particular de redilas.

Los elementos policíacos lanzaron gas lacrimógeno contra los representantes de los medios de comunicación que documentaban el allanamiento de la casa de campaña del candidato de la coalición “Va por Oaxaca”, integrada por el PRI-PAN-PRD.

Perversamente Morena y la 4T intentaron manipular nacionalmente a los votantes al detener al ex Gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval, y a su hija Lidy Alejandra Sandoval, con base en una orden de aprehensión por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Antes del cierre de casillas, el consejero Ciro Murayama informó que el Instituto Nacional Electoral (INE) estimaba que sólo dos de cada diez mil casillas tuvieron un problema; “o sea que el país está votando en paz y en libertad”.

Los “cuervos de la nación” pasaron de promover el voto a actuar abiertamente en el país como “mapaches electorales” al realizar operativos en domicilios, con los padrones de beneficiarios de los programas sociales.

Una red de 17 personas que compraban votos a favor de Morena en Reynosa, Tamaulipas, fue desarticulada y detenidos sus integrantes por policías estatales. La compra de votos por Morena se realizó en todo el país.

En la Sección 1809 de Santa Clara del Cobre, municipio de Salvador Escalante, Michoacán, llegaron boletas marcadas a favor del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) al igual que las que aparecieron en Macuspana.

En Oaxaca, el narcotráfico también participó en el proceso y la jornada electoral. Armados con “cuerno de chivo” presuntos sicarios de Santa María Zoquitlán, Tlacolula, acudieron a las urnas a votar.

Se confirmó así que las bandas del crimen organizado y los cárteles del narcotráfico controlan la tercera parte del territorio nacional incluidas algunas regiones de Oaxaca, Istmo, Cuenca, Costa y Valles Centrales. Ponen, quitan y asesinan candidatos.

Al cierre de casillas, se reportaron 85 incidentes violentos en las elecciones de Oaxaca; dos muertos en Santiago Laollaga, en el Istmo de Tehuantepec. Por estos conflictos, se suspendieron elecciones en cuatro municipios.

El presidente del IEEPCO Gustavo Meixueiro reportó la instalación de 5,478 casillas, el 96%. No se instalaron 14 casillas en Oaxaca. Confirmó que se cancelaron los comicios en El Barrio de la Soledad, Xadani y Mixtequilla.

Ante la quema de casillas, disturbios y graves hechos de violencia en Santa María Mixtequilla y Reforma de Pineda, fueron suspendidas las elecciones, que se reanudaron en Santiago Laollaga.

La violencia inició la noche del sábado al confirmar el IEEPCO el robo de 800 boletas en Oaxaca correspondientes a varios paquetes electorales en dos sitios de la comunidad de San José Llano Grande Miahuatlán de Porfirio Díaz.

Los candidatos de Morena estuvieron desesperados ante la inminente derrota. René Ricárdez Limón, integrante de la planilla municipal de Francisco  Martínez Neri, es implicado en la compra de votos en Viguera, donde detuvieron a dos "mapaches".

Fue intervenida la casa en que se repartía dinero a favor de Martinez Neri, propiedad de Yaitana Caballero, presidenta del COMVIVE de la Colonia del Maestro y protegida del regidor de Seguridad Ismael Cruz Gaytán.

Para tender una “cortina de humo” Morena denunció que un grupo armado ingresó a la casa de campaña de su candidato a edil municipal de Oaxaca de Juárez, Francisco Martínez Neri, ubicada en Santa Rosa.

Señalaron que los hombres armados golpearon a un hombre y una mujer, y los despojaron de computadoras y celulares. Urge que las autoridades ministeriales y electorales investiguen a fondo.

Supuestamente el grupo armado que allanó la casa de campaña dijo pertenecer al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). Los vecinos reclamaron a los policías que llegaron al lugar ser sólo observadores y no meter ni las manos para detenerlos.

Salomón Jara fue responsabilizado del enfrentamiento y de la quema de papelería electoral en Santa María Xadani y en Santa Gertrudis Miramar, Tehuantepec, así como de la violencia en Santiago Laollaga entre priistas y morenistas.

La candidata a diputada local por la coalición “Va por Oaxaca”, integrada por el PRI-PAN-PRD, Aksa Toledo, denunció que Santiago Laollaga es presa de Salomón Jara, quien incita a la violencia y desestabiliza.

Al mismo tiempo, la candidata a legisladora local hizo responsable al senador de Morena Salomón Jara Cruz de lo que le suceda a ella, a su familia y a la población en general de Santiago Laollaga.

Afortunadamente, elementos de la Guardia Nacional detuvieron a diez personas que participaron en los actos de violencia política en Santa María Xadani, al robar y quemar las boletas electorales.

La violencia se recrudeció en Santiago Laollaga, cuando los pobladores detuvieron y golpearon a dos presunto pistoleros que resultaron gravemente heridos y finalmente terminaron muertos.

Cual si fuera maná neoliberal que cae del cielo, llovió dinero en la Colonia Nueva Era en San Juan Bautista Tuxtepec, al detener a dos compradores de votos y decomisar una maleta con billetes que fueron lanzados a la gente.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Comments are closed.