Miseria en Cuba, espejo en el que debe reflejarse México: Alfredo Martínez de Aguilar

no me veras

* El objetivo de la supuesta consulta para enjuiciar a los ex presidentes por corrupción no es más que una genial maniobra perversa para crear de manera lenta, pero inexorable el ambiente propicio para promover la reelección presidencial.

* Es el mismo propósito de la revocación de mandato para condicionar perversamente el inconsciente colectivo para promover y aprobar la reelección presidencial, como se hizo con la ampliación del periodo del presidente de la Corte.

A poco más de dos siglos de la guerra de independencia y uno de la revolución, México está en grave peligro por la política impulsada por Morena en la 4T semejante al camino al infierno recorrido ya por Cuba y Venezuela.

Hoy en día la estrategia ya no es estallar revoluciones armadas, sino golpes de estado legislativos con reformas constitucionales que limiten los derechos humanos fundamentales a la libertad en todas sus facetas y a la propiedad.

Son las acciones establecidas en el manual diseñado por el Foro de Sao Paulo para imponer la dictadura comunista del siglo XXI en los países de América Latina, especialmente en México por su amplia frontera con Estados Unidos.

Prueba de la alianza con Cuba, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador acusó que en Cuba hay intervencionismo extranjero detrás de las protestas que se llevaron a cabo en la isla contra el gobierno de Miguel Díaz-Canel.

Acusó a la organización Artículo 19 de propagar posturas políticas y falsas contra Cuba. López Obrador pidió a Estados Unidos “suspender el bloqueo» en contra del país y ofreció ayuda humanitaria con medicamentos, vacunas y comida.

Durante su mañanera en Tabasco afirmó que “la salud y la alimentación son derechos humanos fundamentales”, sin embargo su gobierno, aumentó en 10.6 millones el número de pobres, la mayoría de los cuales sufren pobreza alimentaria.

Las causas son ampliamente conocidas por el mundo libre y demócrata: Cuba está sumido en una grave crisis económica y sanitaria, con la pandemia fuera de control, sin alimentos, medicinas y otros prolongados cortes de electricidad.

La cruel, cruda y descarnada realidad social y política de Cuba y Venezuela, se sintetiza claramente en miseria y represión que podría replicarse en México, si los mexicanos no nos vemos reflejados a tiempo en ese doloroso espejo.

De ahí la trascendencia vital, es decir, cuestión de vida o muerte, no sólo de alertar a los mexicanos amantes de la libertad y partidarios de la democracia y justicia social liberal sobre este grave e inminente peligro nacional.

A la vista de todos están los insistentes intentos por seguir aprobando en el Congreso de la Unión iniciativas de ley de Morena, cuya letra y espíritu representan aberraciones inconstitucionales y anticonstitucionales.

El objetivo de la supuesta consulta para enjuiciar a los ex presidentes por corrupción no es más que una genial maniobra perversa para crear de manera lenta, pero inexorable el ambiente propicio para promover la reelección presidencial.

Es el mismo propósito de la revocación de mandato para condicionar perversamente el inconsciente colectivo para promover y aprobar la reelección presidencial, como se hizo con la ampliación del periodo del presidente de la Corte.

La consulta para enjuiciar a los ex presidentes de la república por probable corrupción, así como la revocación de mandato y la ampliación del periodo del ministro Arturo Zaldívar, son globos sonda para medir la reacción de la clase media.

Ello explica el odio alimentado por el resentimiento social del presidente Andrés Manuel López Obrador contra las clases medias, sobre todo, después de perder la mayoría calificada en la  Cámara de Diputados y la mitad de la Ciudad de México.

Para paralizar a los integrantes de la clase media antes de la jornada electoral desató una permanente embestida en su contra insultándoles con calificativos como “aspiracionistas, egoístas e hipócritas”

Con justa razón Luis Antonio Espino advierte que la retórica del discurso del populismo convierte al lenguaje en un arma de ataque contra grupos enteros a través de las “palabras venenosas”, como las llamaba el filólogo Victor Klemperer.

“Por eso, es muy importante desnudar las verdaderas intenciones del discurso de López Obrador, pero al hacerlo no debemos discutir los temas que él plantea en los términos demagógicos que nos quiere imponer”.

“Denunciemos su afán de distraernos y confundirnos, pero no caigamos en sus trampas retóricas hablando de la supuesta “superioridad moral” de las clases medias, pues ello solo sirve a su propósito de vernos cada vez más divididos.

“Sobre todo, no cometamos el error de usar las palabras del populismo, ni siquiera para criticarlas o burlarnos de ellas, pues cada vez que usamos ese lenguaje perdemos un poco de nuestra propia identidad y dignidad como ciudadanos”.

Después de 62 años de dictadura y del llamado “maleconazo” de agosto de 1994, las protestas iniciadas el pasado fin de semana son las más multitudinarias en diversas ciudades de la isla caribeña, mismas que han agravado la represión.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, llamó a su homólogo de Cuba, Miguel Díaz-Canel, a escuchar y atender las necesidades que su población le expresó a través de protestas en lugar de enriquecerse.

En una declaración difundida por la Casa Blanca, Biden respaldó las movilizaciones y el “clamor por la libertad” de los habitantes de Cuba, que dijo, han sufrido décadas de represión y sufrimiento económico por el “régimen autoritario de Cuba“.

“El pueblo cubano hace valer con valentía los derechos fundamentales y universales. Esos derechos, incluido el derecho a la protesta pacífica y el derecho a determinar libremente su propio futuro, deben respetarse”, manifestó.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Comments are closed.