Mayordomo invertirá en Bruselas, Tubos y Conexiones impulsa el arte: Alfredo Martínez de Aguilar

no me veras

* Tras conquistar los más exigentes paladares en países de la Unión Europea y del Este, así como  diversas ciudades de Estados Unidos, Chava Flores es invitado a la ciudad sede de la investigación del cacao y del chocolate.
* Neftalí García hijo y su esposa Sara, hija del maestro Toledo, convirtieron las vitrinas de sus productos en exhibidores de obras de arte, y Avenida Hidalgo se ha vuelto un Corredor Cultural del Arte en la capital oaxaqueña.

La historia de vida exitosa de los empresarios Salvador Flores Concha y Neftalí García Arango prueba que las crisis son grandes oportunidades de crecimiento y desarrollo económico.

Empresario global de la multinacional Chocolate Mayordomo, a sus 71 años de edad y 65 de exitoso trabajo, Salvador Flores Concha, se sincera y abre su corazón al hacer un recuento de vida.

Acongojado, revela que la diferencia en el trato de su padre, por el talento artístico de sus hermanos Fortino y Tello, le motivó a demostrar que también él era exitoso en los negocios.

Entrevistado en el programa de televisión Detrás de la Noticia por Regeneración Pluralidad anuncia una exclusiva, el próximo año invertirá en una planta en la ciudad de Bruselas, Bélgica.

Tras conquistar exigentes paladares en países de la Unión Europea y del Este, y diversas ciudades de Estados Unidos, es invitado a la ciudad sede de la investigación del cacao y del chocolate.

Consolida Chocolate Mayordomo de Oaxaca y México en Europa “así como nos conquistaron llevándose nuestro producto, vamos a decirles que nosotros también podemos hacerlo”.

El gran reto, es sostener la calidad con productos naturales, orgánicos y gourmet, para lo cual utiliza maquinaria europea en producto oaxaqueño, con el apoyo de catedráticos de Bélgica.

Renovarse e innovar es el reto de los empresarios oaxaqueños como Neftalí García Arango, cuyo hijo y nuera, Sara, hija del maestro Toledo, promueven el arte en su empresa Tubos y Conexiones.

Convirtieron las vitrinas de sus productos en exhibidores de obras de arte, algunas elaboradas con los materiales que comercializan y Avenida Hidalgo se ha vuelto un Corredor Cultural del Arte.

De esta manera Neftalí García Fernandez del Campo y su esposa Sara Toledo retoman el anhelado proyecto de convertir Avenida Hidalgo en Andador Turístico semejante al de la calle de Alcalá.

García Arango está convencido que Oaxaca es inmensamente rico en cultura, verdaderamente mágico y hechicero, como lo prueba haberse convertido en sitio predilecto de bodas en el mundo.

El propietario de Tubos y Conexiones expresa su satisfacción porque, a pesar de la pandemia, aumenta la afluencia turística y la gran derrama económica de la llamada industria sin chimeneas.

Con la amplia experiencia de su trayectoria empresarial, Neftalí García Arango admite que en Oaxaca la actividad económica gira en torno del gobierno y el turismo, no hay otra cosa qué hacer.

Con presencia física sigue la cultura del trabajo en el negocio iniciado por su papá sin quedarse atrás ante la competencia. Con la pandemia el servicio a domicilio llegó para quedarse, señaló.

Funda su éxito en las relaciones y los amigos. El negocio lo empezó su padre, plomero electricista, emprendedor y visionario que manejaba alrededor de 50 trabajadores, y utilizaba sus productos.

Con respeto y amor, Chava, reconoce el apoyo de su madre Herminia Concha Martínez. Su padre Raymundo Flores Ruiz y su primo Bernabé Vásquez Concha sugirieron el nombre de Mayordomo.

Por su abuela María Ruiz Luis desde niño le gustó el chocolate, sin pensarlo asimiló el sentimiento, conocimiento, pasión y entrega por este. Nunca pensó que producirlo le llevara tan lejos.

Por su conocimiento sobre el chocolate desde niño siempre creyó en él mismo con compromiso y responsabilidad social. No sólo es ganar por ganar, sino crear empleo y derrama económica.

Confiesa que crear Chocolate Mayordomo fue como parir un hijo que le salió respondón, a veces grosero y amable, que le ha dado satisfacciones, pero también sinsabores a lo largo de los años.

Agradece a Graciano y Félix Muro, Luis Solaegui Castañeda, Felipe Castellanos y Porfirio Sibaja, la orientación, apoyo económico y social y, sobre todo, aportar confianza y credibilidad a su vida.

Tlacolula, tierra natal de su padre, no produce cacao, canela, almendra ni azúcar, pero mezcló en el chocolate con su madre, de Santa Cruz Papalutla, cultura, historia, sentimiento, pasión y gloria.

Chava Flores se resiste hablar de industria en la producción de Chocolate Mayordomo, insiste que es una obra artesanal de mezclas y variantes, porque no todos tienen almendra, canela ni azúcar.

Atribuye su éxito mundial al tostado, molienda y a la calidad del cacao, canela, almendra y vainilla, de Chiapas y Tabasco, con cuyos productores trabaja desde hace tres o cuatro generaciones.

Con humildad reconoce que no todo lo ha hecho bien, ya que también ha tenido muchos errores por los que ha recibido muchas críticas, sin embargo, él y la empresa tienen que seguir adelante.

La relación con productores nacionales y del extranjero le ha ayudado a mezclar los productos olores, colores y sabores. Empero sus hijos no pueden quedarse con la historia de Salvador Flores.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Comments are closed.