Heraclio Bonilla, de #UNOLEGAL, derrota a los hijos de Echeverría: Alfredo Martínez de Aguilar

no me veras

* La primera vez que les venció en tribunales, en octubre de 2010, el litigante reclamaba una deuda “líquida” y “cuantificable” de cuatro millones de pesos contraída el 15 de agosto de 2007.
*
Ahora, después de seis años de litigio, los hijos del expresidente perdieron un juicio laboral por el que tendrán que pagar 9 millones de pesos, a quien fuera su contador, Raúl Olvera Gómez.

 

(In Memoriam a nuestro amigo-hermano istmeño, el tehuano Pedro Piñón Rustrián, quien hace dos años terminó su guardia en la redacción de esta dimensión y plano terrenal. Un abrazo fraterno y solidario a sus hermanos, familiares y amigos. Descanse en paz)

 

La historia no es, a nuestro leal saber y entender filosófico, lineal ni circular, sino elíptica, y suele volver al inicio en una especie de curva y plana cerrada, las más de las veces viciosa y perversa.

Es, a nuestro juicio, el eterno retorno de la serpiente Uróboros que termina por morderse la cola.

Es tropezar muchas veces con la misma piedra. Más cuando por la soberbia, se ignora la historia.

A Oaxaca sobra inmensa riqueza natural y cultural, y a sus hijos sabiduría natural, que se detona y potencializa, cuando se atreven a cortar el cordón umbilical doméstico y brincan los cerros.

Este es el caso concreto de nuestro amigo-hermano y distinguido abogado y consultor jurídico Heraclio Bonilla Gutiérrez, egresado de la UNAM y originario de Santiago Chazumba, Huajuapan.

El mixteco participó en la defensa del expresidente Echeverría con el destacado abogado penalista Juan Velázquez, el llamado “Abogado del Diablo”, por defender a siniestros personajes políticos.

Para los coordinadores de los grupos de trabajo e integrantes del movimiento social ciudadano #Unidos por Oaxaca, es un honor contar entre los destacados abogados de #UNOLEGAL a Heraclio.

Tras derrotar por segunda ocasión a los hijos del ex presidente Luis Echeverría, su exabogado, expresó en tono sarcástico, de alguna manera, los Echeverría siguen siendo “buenos clientes”.

La primera vez que les venció en tribunales, en octubre de 2010, el litigante reclamaba una deuda “líquida” y “cuantificable” de cuatro millones de pesos contraída el 15 de agosto de 2007.

A ello se sumaban los intereses generados desde febrero de 2008 y el reclamo de pago de sus servicios de mediados de 2007 al 30 de junio de 2010 a María del Carmen Echeverría Zuno.

Bonilla Gutiérrez cobró honorarios acordados para representar a Echeverría en la demanda penal por genocidio que se le fincó en el sexenio pasado por las masacres estudiantiles de 1968 y 1971.

Ahora, después de seis años de litigio, los hijos del expresidente perdieron un juicio laboral por el que tendrán que pagar 9 millones de pesos, a quien fuera su contador, Raúl Olvera Gómez.

Sólo los ciegos y sordos que quieren seguir siéndolo, no ven ni oyen la gran lección de vida que dejan como moraleja las dos derrotas legales de los hijos del expresidente Luis Echeverría.

Por más poderosos que lleguen a ser los imperios a lo largo de la historia algún día se derrumbarán, más si son personales y más todavía si, a quienes se sienten semidioses, les pierde la soberbia.

El expresidente Luis Echeverría Álvarez al igual que Carlos Salinas de Gortari y Andrés Manuel López Obrador, son los prototipos de la concentración de poder autocrático, autoritario y represivo.

De poco sirvió a los dos primeros convertirse en instrumentos abyectos del imperio de Estados Unidos a grado tal que, Echeverría llegó al extremo de ser agente de la CIA, con clave Litempo-2.

Lo mismo ocurrirá al presidente López Obrador, el imperialismo yanqui le usará sexenalmente y al final le desechará como ha hecho con todos los presidentes de la república, más a partir de LEA.

Al igual que en el caso del expresidente Echeverría, en su momento, será exhibida públicamente la escandalosa fortuna inmobiliaria de López Obrador y de sus hijos, los nuevos multimillonarios de México.

La riqueza inmobiliaria de Echeverría está concentrada en 12 empresas: Administradora de Inmuebles Citlali, SA; Inmuebles Superación, SC; Inmuebles Abril, SC; Inmuebles Potam, SC. e Inmuebles Cocori, SC.

Otras, son Inmuebles Nainari, SC; Club y Residencias de Cuernavaca, SA de CV; Cuernavaca Primavera, SA; Operadora de Hoteles y Restaurantes Sumiya, SA de CV; Bello Caribe, SC; Inmuebles Pez, SC; y Bella Ixtapa Inmobiliaria, SA.

Hoy por hoy, a imagen y semejanza de Luis Echeverría Álvarez, gurú político del presidente Andrés Manuel López Obrador, este retomó la ruta del nacionalpopulismo de corte socialista-comunista.

Por tal motivo, en reciente mesa redonda con nuestros amigos-hermanos Jaime Velásquez, Omar Aguilar y Sócrates Campos Lemus, este afirmó que AMLO retomó los proyectos de Echeverría.

De manera especial, destacó en este sentido, el megaproyecto de las obras ferroviarias, marítimo- portuarias de Salina Cruz en el Corredor Interoceánico y el Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec.

Por razones geopolíticas estratégicas el canal marítimo-ferroviario-carretero del Corredor Multimodal Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, es prioridad del presidente López Obrador.

De negarse a pagar nueve millones al ejecutar el laudo a favor del contador Raúl Olvera Gómez, los hijos de Echeverría ponen en riesgo, más de 50 millones de pesos de su patrimonio inmobiliario.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Comments are closed.