Elevar calidad del debate en Congreso, reto de diputadas: Alfredo Martínez de Aguilar

no me veras

* Por primera vez, las mujeres serán mayoría en el Congreso del Estado. A pesar de ser una excelente noticia, sin embargo, sin pretender es nuestra obligación advertir que no basta por sí mismo que sean mayoría si no saben estar a la altura de las circunstancias históricas.

* Algunas de las diputadas electas forman parte de las mafias familiares de todos los partidos, pero particularmente de Morena, lo que limitará su actuación y desempeño en las tareas legislativas al cumplir las consignas de las tribus, especialmente, de Salomón Jara Cruz.

¡Paridad total! ¡Las mujeres al poder! Han sido dos de nuestras principales consignas a favor de la permanente participación de las mujeres en la política mexicana, a nivel municipal, estatal y federal.

Al mismo tiempo, compartimos plenamente sus reclamos contra la violencia por razón de género en general, pero de manera especial contra los asesinatos de mujeres y, sobre todo, los feminicidios.

Por primera vez, se ha hecho realidad esta demanda largamente anhelada en Oaxaca, las mujeres serán mayoría en la LXV Legislatura del Congreso del Estado. Es una excelente noticia a destacar.

La composición del Congreso de Oaxaca tendrá mayoría de mujeres, en total 23 diputadas, 12 por mayoría relativa y 11 por el principio de representación proporcional llamadas plurinominales.

El mayor reto de las 23 diputadas y 19 diputados que integrarán a Cámara de Diputados Local es elevar la calidad del debate de ideas e iniciativas que protejan los derechos e intereses de los oaxaqueños.

Salvo su mejor opinión, queridos lectores, a nuestro leal saber y entender, es la gran oportunidad histórica y social que han exigido las mujeres oaxaqueñas y mexicanas para demostrar su capacidad.

Sin embargo, sin pretender ser aguafiestas, es nuestra obligación advertir que no basta por sí mismo que, por primera vez, las mujeres sean mayoría en la LXV Legislatura del Congreso del Estado.

Ahora, las mujeres, en su calidad de representantes del sufrido pueblo oaxaqueño, su pueblo,  tienen la invaluable oportunidad de estar a la altura de las difíciles circunstancias históricas.

Sepultada por la equidad y paridad de género atrás va quedando el refrán misógino y discriminante por sexista “Mujer que sabe latín…. no tiene marido ni buen fin”, reflejo de la cultura patriarcal machista.

Aún falta mucho por alcanzar la igualdad plena en todas las actividades humanas en el mundo y más en México y Oaxaca, no obstante entre las diputadas electas hay destacados casos profesionales.

Resalta en este sentido la trayectoria académica de las maestras Mariana Benítez Tiburcio y Elvia Gabriela Pérez López, así como de Haydeé Irma Reyes Soto y María Luisa Matus.

En contraste, es de consignar que algunas de las diputadas electas forman parte de las mafias familiares que conforman las diversas tribus de todos los partidos, pero particularmente del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Esta última circunstancia, de ninguna manera es un asunto menor porque limitará su actuación y desempeño en las tareas legislativas al verse obligadas a cumplir las consignas de los grupos y tribus partidistas, especialmente, del senador Salomón Jara Cruz.

Afortunadamente, el Grupo Parlamentario del Movimiento de Regeneración Nacional perdió la mayoría absoluta que detenta en la feneciente LXIV Legislatura Local del Congreso del Estado al igual que en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

Además, es muy lamentable que algunas mujeres militantes del Movimiento de Regeneración Nacional mintieran sobre sus preferencias sexuales para llegar a ser postuladas candidatas a diputadas e incurran en los mismos errores y prácticas viciosas de los hombres.

Este es el escandaloso caso de la morenista Nancy Natalia Benítez Zárate, quien traicionó los postulados de Andrés Manuel López Obrador de no mentir al ostentarse como persona de la diversidad sexual para obtener la cuota electoral que corresponde a esta minoría.

Es de lamentar que el Consejo General del Instituto Estatal Electoral no se haya hecho eco de las protestas de los grupos LGTBI, quienes desmintieron que Nancy Natalia Benítez Zárate pertenezca a su comunidad al denunciar que se trataba de un simple engaño.
Las diputadas electas por mayoría relativa, son Laura Estrada Mauro, Tania Caballero Navarro, Leticia Socorro Collado Soto, Melina Hernández Sosa, Rosalinda López García, Lizett Arroyo Rodríguez y Nancy Natalia Benítez Zárate.

Otras más, son Haydeé Irma Reyes Soto, Dennis García Gutiérrez, Yesenia Nolasco Ramírez, Reyna Victoria Jiménez Cervantes, Juana Aguilar Espinoza, Lizbeth Anaid Concha Ojeda, Minerva Leonor López Calderón.

Y las diputadas electas por representación proporcional o plurinominales, son Luisa Cortés García, Concepción Rueda Gómez, Mariana Benítez Tiburcio, Elvia Gabriela Pérez López, María Luisa Matus, Martina Herrera Molina,

Otras más, son Antonia Natividad Díaz Jiménez, Miriam de los Ángeles Vázquez, Mónica Isabel Santiago Hernández, Eva Diego Cruz, Adriana Altamirano Rosales y Xóchitl Jazmín Velásquez Vásquez.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Comments are closed.