Destape del Dr. Eduardo Castellanos a la Fiscalía: Alfredo Martínez de Aguilar

no me veras

* Con visión de hombre de Estado urge a privilegiar la estrecha y permanente coordinación institucional intergubernamental en materia de seguridad pública preventiva de los delitos, procuración e impartición de la justicia penal.

* Tiene claro que ser un órgano constitucional autónomo no implica que la Fiscalía sea una ínsula independiente y aislada de los tres órdenes de gobierno, lo que obliga necesariamente a la coordinación y colaboración.

Eduardo de Jesús Castellanos Hernández es un destacado jurista, Administrador, Politólogo, Profesor e Investigador, Consultor y Asesor en Asuntos Jurídicos, Parlamentarios, de Gobierno y Administración Pública.

Cuenta con una amplia trayectoria político-administrativa, toda vez que se ha desempeñado como servidor público en los sectores Educación, Reforma Agraria, Justicia y Gobernación, en el Poder Ejecutivo Federal.

En el Poder Legislativo, el abogado ha laborado en ambas cámaras federales; fue secretario técnico de comisiones legislativas y director general de Administración del Senado durante la Legislaturas LIV y LV.

Ha sido consultor externo de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, y de la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados, en la LVII Legislatura. En el Congreso de Oaxaca fue oficial mayor en la LVI Legislatura.

En la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, el Dr. Castellanos Hernández, fue asesor de la Comisión de Poder Judicial, Procuración de Justicia, Organismos Constitucionales Autónomos y Seguridad Ciudadana. Sabedor que cubre los requisitos establecidos por el Congreso para participar en la elección del Fiscal General del Estado, el Doctor en Estudios Políticos por la Universidad de París, se destapó como aspirante a tal cargo.

Enfatizó que participar es una responsabilidad cívica, ética y profesional, más como profesor investigador que conoce los paradigmas jurídicos de los derechos humanos en el nuevo Sistema de Justicia Penal Adversarial.

Es innegable que el proceso de selección y elección convocado por La LXIV Legislatura del Poder Legislativo se enriquece con la participación de distinguidos expertos en derecho como el Doctor Castellanos Hernández.

Con visión de hombre de Estado urge a privilegiar la estrecha y permanente coordinación institucional entre los tres órdenes de gobierno en materia de prevención de los delitos, procuración e impartición de justicia penal.

En primer lugar con las áreas de seguridad ciudadana. Las nuevas tecnologías de la información y plataformas digitales tienen que ser una herramienta de trabajo permanente, a sabiendas de la insuficiencia de recursos. Subrayó la imperiosa necesidad del diálogo permanente con la Legislatura, que autoriza el presupuesto, y el Gobernador, al tiempo que se comprometió a fortalecer y consolidar la transparencia y rendición de cuentas.

En este sentido, reconoció la prioridad que ha dado el Gobernador en el Plan Estatal de Desarrollo al combate a la corrupción en el Gobierno del Estado en general y en particular en la propia Fiscalía General del Estado.

Propone realizar un Diagnóstico autocrítico de la Fiscalía, para conocer sus fortalezas y debilidades e informar del mismo en tres meses a la Legislatura, al Gobernador, al Fiscal General de la República y al Presidente.

Acabar con la impunidad tiene que ser un objetivo institucional a conseguirse en conjunto con los tres órdenes de gobierno, fortaleciendo los mecanismos alternativos de solución de controversias de la justicia alternativa.

A ello se debe sumar la permanente comunicación con la Fiscalía General de la República y con el área de seguridad pública local y federal, lo que sería uno de los rasgos más distintivos en su función como Fiscal General.

“Sólo de esa manera se podrá reducir el porcentaje de criminalidad que tenemos en Oaxaca, uno de los estados abajo de la media nacional”, sentenció en el programa Detrás de la Noticia por Regeneración Televisión.

Tiene claro que ser un órgano constitucional autónomo no implica que la Fiscalía sea una ínsula independiente y aislada de los tres órdenes de gobierno, lo que obliga necesariamente a la coordinación y colaboración.
Admitió que de ser electo uno de los mayores retos a enfrentar es recuperar la credibilidad y confianza de los oaxaqueños, especialmente en el Ministerio Público como institución de buena fe y en la Fiscalía en General.

De ahí que en su Proyecto de Trabajo destaque con una alta prioridad la impostergable tarea de promover de manera intensa y permanente la cultura de la legalidad, con la corresponsabilidad de la población oaxaqueña.

Una pedagogía social que permita formar a todos en la responsabilidad jurídica en materia penal, a fin que sepamos que los oaxaqueños tenemos derechos, pero también obligaciones, con responsabilidad compartida.

Llamó a la sociedad oaxaqueña para que, de ser electo Fiscal General por el Congreso del Estado trabajen unidos con responsabilidad compartida, para reducir la incidencia delictiva, a través de la sólida cultura de la legalidad.

Insistió en la trascendencia de la responsabilidad ciudadana, cívica y ética de cada uno de los oaxaqueños, porque el mayor número de delitos de alto impacto es el de la violencia intrafamiliar al interior de las propias familias.

 

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Comments are closed.