De la división al tercero en discordia en Morena: Alfredo Martínez de Aguilar

no me veras

* El nuevo escenario de la confrontación en Morena fortalece las posibilidades del todavía director general del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez Pineda, al convertirse en el caballo negro, empatar y ganar la encuesta y la candidatura a gobernador de Oaxaca.
* Como diputados federales del PRI, Alejandro Murat y Luis Antonio Ramírez votaron en contra del desafuero de Andrés Manuel López Obrador como jefe de Gobierno; Pepe Murat, Heladio Ramírez y Nacho Ovalle apoyaron a AMLO al llegar a la Ciudad de México.

El justificado temor de Ricardo Monreal que la cantidad de aspirantes registrados a la candidatura de Morena a gobernador de Oaxaca podría generar un serio problema de división, se hace realidad.

De la creciente polarización entre los senadores Salomón Jara Cruz y Susana Harp Iturribarría se ha pasado a la confrontación entre Flavio Sosa Villavicencio y Salomón Jara Cruz, ex socios y cómplices.

El senador Salomón Jara Cruz acusó públicamente, en conferencia de prensa, a Flavio Sosa Villavicencio de ser autor y responsable de la campaña sucia lanzada en redes y medios en su contra.

Acompañado de su bloque de diputados locales hasta ahora leales seguidores, encabezados por la presidenta de la JUCOPO, Laura Estrada, Salomón anunció que denunciará penalmente a Flavio.

Como era de esperar Flavio Sosa niega que haya orquestado una guerra sucia contra el senador

Salomón Jara y lo reta a que si tiene pruebas de sus dichos, que las presente donde él considere.

La división latente y soterrada entre las diversas tribus del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en este caso con Comuna, empezó a ser pública y notoria de manera más que evidente.

La polarización lleva, obligada y necesariamente a la confrontación y división, y de ahí a la posibilidad del surgimiento de un tercero en discordia en la candidatura de Morena a gobernador de Oaxaca.

El temido choque de trenes entre Salomón Jara Cruz y Susana Harp Iturribarría previsto como escenario electoral a no descartar cobra fuerza con las provocaciones de Flavio Sosa Villavicencio.

Al chocar abiertamente con el senador Salomón Jara Cruz, flaco favor hace el incendiario dirigente de Comuna a la senadora Susana Harp Iturribarría, al sabotear su candidatura a gobernadora.

Este nuevo escenario fortalece las posibilidades del todavía director general del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez Pineda, al convertirse en el caballo negro, empatar y ganar la encuesta y la candidatura.

Este nuevo escenario lo comparten, incluso, observadores y analistas de algunos medios de la Ciudad de México como el diario Reforma, que en su columna Templo Mayor han advertido:

“LA CANDIDATURA de Morena en Oaxaca se está poniendo más enredada que el típico queso de aquella entidad en la que gobierna el priista Alejandro Murat”.

“Y AUNQUE hay 12 apuntados, dicen que sólo tres tienen reales posibilidades abriendo con la senadora Susana Harp quien no termina de convencer por su falta de experiencia, además del también senador Salomón Jara impulsado por Ricardo Monreal y Mario Delgado quien resultó ser muy cercano al PRI y hasta compadre del ex gobernador José Murat”.

“EL TERCERO es Luis Antonio Ramírez Pineda, director del ISSSTE, ex diputado federal, economista del ITAM con maestría en la London School of Economics e hijo del ex gobernador priista Heladio Ramírez”.

“Y AUNQUE se dice que Morena busca a alguien con experiencia en la función pública y que acabe con los compadrazgos, lo único claro es que tooodos están a la espera de una señal del dedito que reside en Palacio Nacional”.

En la vida en general, no hay de manera fatalista destino manifiesto ni buena ni mala suerte, mucho menos en la política y la administración pública, sino circunstancias modificables y cambiantes.

Hoy, las circunstancias cambian a favor del aún director general del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez Pineda, quien por cierto continúa sus giras de trabajo en las diversas regiones del estado de Oaxaca.

En anteriores entregas hemos puesto de manifiesto que dos factores pueden ser definitivos y definitorios en el estado de ánimo del gran elector para tomar la decisión del candidato por Oaxaca.

El director general del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez, al igual que el gobernador Alejandro Murat Hinojosa votaron en contra del desafuero de Andrés Manuel López Obrador como jefe de Gobierno.

El mérito del sentido de su voto, en 20025, radica en el hecho que ambos lo hicieron como diputados federales de la Fracción Parlamentaria del PRI en la LIX Legislatura del Congreso de la Unión.

A ello se suma el hecho no menos invaluable que al igual que Pepe Murat, los priistas Heladio Ramírez López e Ignacio Ovalle Fernández apoyaron a López Obrador al llegar a la Ciudad de México.

Además, a favor del director general del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez Pineda, juega el perfil académico en Estados Unidos, con visión global, similar al del gobernador Alejandro Murat Hinojosa.

Alejandro y Luis egresaron del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) con posgrados en la Universidad de Columbia y la London School of Economics and Political Science, respectivamente.

Los dos realizaron estudios en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). De tal manera que hay varias coincidencias importantes, amén que Pepe y Heladio son amigos de toda la vida.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Comments are closed.