COVID-19, el “virus del miedo”; crisis humanitaria y económica: Alfredo Martínez de Aguilar

no me veras

* Ahora, muchas almas están despertando y tomando conciencia que son un cuerpo de luz y que pueden cambiar su realidad, alguien desde las altas esferas (Nuevo Orden Mundial), no quiere que despertemos y por eso, propagan el “virus del miedo”.
*El “miedo” es una vibración de baja frecuencia que nos paraliza y nos vuelve fácilmente manipulables. Cuando alguien experimenta “miedo” se le puede manipular (Teoría del caos, basada en el terror para gobernar al mundo).

Sin duda, salvo mejor opinión, la mayor riqueza de los seres humanos no es material. No es el poder político y económico. El máximo poder político en México dura escasamente seis años.

Poco se repara en el hecho, doloroso y lamentable, que generalmente los presidentes y gobernadores terminan en el basurero de la historia. Salvo cada vez menos honrosas excepciones.

A nuestro leal y sabe entender la verdadera riqueza de los seres humanos son valores intangibles.

La honorabilidad, credibilidad y confianza. Y, sobre todo, la amistad y la lealtad a toda prueba.

Se trata, de valores superiores, como la verdad y la justicia. En otras palabras, son principios universales, aceptados por todas las personas de todos los pueblos en todos los tiempos.

Personal y familiarmente, somos inmensamente ricos y afortunados. Dedicamos nuestra ya larga vida a construir amigos buenos, malos y peores, dentro y fuera de la Ley, del Cielo al Infierno.

En este sentido, comparto con ustedes, caros lectores, la reflexión de un taller filosófico, realizado con amigos-hermanos, sobre la crisis humanitaria provocada por el coronavirus SARS-COVID-19.

Me complace presumir de la amistad y lealtad a carta cabal de Jorge Cruz Pineda, uno de los mayores y mejores declamadores mexicanos, inteligente y sensible istmeño, culto y generoso.

Es mi convicción no regatear méritos a nadie, ni siquiera a mis adversarios y enemigos político-ideológicos. Jorge puso sobre la mesa el tema “El virus del miedo”, más devastador que el SARS-COVID-19.

Reproduzco el texto analizado: "El ser humano lleva mucho tiempo viviendo en modo supervivencia, pero ahora que muchas almas están despertando y tomando conciencia que son un cuerpo de luz y que pueden cambiar su realidad, alguien desde las altas esferas (Nuevo Orden Mundial), no quiere que despertemos y por eso, propagan el “virus del miedo”, para bajar nuestra frecuencia vibratoria y mantenernos atrapados en él."

"El miedo es una vibración de baja frecuencia que nos paraliza y nos vuelve fácilmente manipulables. Cuando alguien experimenta “miedo” se le puede manipular (Teoría del caos, basada en el terror para gobernar).

Al repetir constantemente una información de “miedo” bajamos nuestra frecuencia personal y planetaria. También bajamos las defensas de nuestro organismo, por lo que es más fácil que podamos enfermarnos y/o contagiarnos de una enfermedad."

"El “miedo” a la enfermedad genera enfermedades. El “miedo” a una crisis genera crisis. ¡El miedo al miedo genera más miedo! El “miedo” baja nuestro sistema inmunitario, nuestras barreras energéticas y debilita nuestro aura energética".

"El Dr. Miguel Ruiz en su libro 'Los Cuatro Acuerdos' habla del poder de las palabras para crear y de ser impecables en todo momento con nuestras palabras, pero no solo debemos ser impecables con las palabras que pronunciamos, también de las palabras que no pronunciamos, de nuestros pensamientos, pues son otra forma de palabras o diálogo interno, silencioso, aunque muy poderoso a nivel psicosomático".

"A estas alturas las semillas del “miedo” ya están plantadas a nivel global, por lo que presta atención a tus pensamientos y preguntarnos personal y familiarmente en medio de la obligada reclusión hogareña:”

“¿Qué tipo de pensamientos tengo? ¿Por qué pienso como pienso? ¿Por qué siento lo que siento? ¿Por qué hago lo que hago? ¿He creado yo esta realidad o me ha sido implantada desde fuera? ¿Por qué recogemos ese tipo de segregador de miedos, de dramas... ?”.

“Lo hacemos porque aún estamos atrapados en el juego del ego que vive en la dualidad y necesita su contrapuesto para sobrevivir. La pandemia del SARS-COVID-19 ha despertado nuestros “miedos” internos. No se trata solo de lo que hay fuera, sino de lo que hay dentro de mí, de ti. Como es afuera, es adentro".

"Las palabras captan nuestra atención, entran en nuestra mente y cambian por entero, para bien o para mal, nuestras creencias".

"Limpia tu mente. Medita. Ponte en contacto con la naturaleza. Abraza un árbol. Túmbate en la hierba. Respira aire puro. Bebe agua de manantial. Y, sobre todo: NO TE DEJES INFECTAR POR EL VIRUS DEL MIEDO”.

Hay otra realidad menos tensa, más amorosa y pacífica. En esa realidad no hay ninguna crisis, ninguna pandemia, ninguna enfermedad, ninguna separación, todo está bien, todo está en armonía con todo, estás a salvo”.

“¡No te dejes infectar por “el virus del miedo”! El “miedo” es una emoción que paraliza y bloquea al que lo experimenta. El único remedio para curar este virus no se encuentra en ninguna vacuna o inyección, se encuentra en “vibrar en amor”.

“Busca ese refugio amoroso dentro de ti y conecta con tu inteligencia superior. Esa inteligencia elevará tu frecuencia vibratoria orientándote y dándote las soluciones necesarias para tu día a día”.

“No digo que no veas las noticias, te aísles o estés desinformado de lo que pasa en el mundo, pero hazlo siendo consciente que es solo un juego de tercera dimensión. No te dejes arrastrar por el pánico. Nada del mundo de las formas puede afectar tu verdad inmanente. ¡Y mucho menos un virus!”.

“SOMOS CREADORES y, por lo tanto, creamos. El amor es una energía expansiva de alta frecuencia vibratoria que nos mueve, nos impulsa, nos eleva y nos da salud física y mental. Sal del “modo supervivencia” del ego y actúa desde otra consciencia más elevada y amorosa".

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Comments are closed.