Conversaciones con garganta abismal: Raúl Castellanos

no me veras
Para Chicho con grandes recuerdos de los tiempos compartidos, dice el trovador:
“HASTA QUE EL PUEBLO LAS CANTA, LAS COPLAS, COPLAS NO SON. Y CUANDO LAS CANTA EL PUEBLO, YA NADIE SABE EL AUTOR. PROCURA TÚ QUE TUS COPLAS VAYAN AL PUEBLO A PARAR, QUE AL FUNDIR EL CORAZÓN CON EL ALMA POPULAR, LO QUE SE PIERDE DE NOMBRE, SE GANA DE ETERNIDAD.....”
FACUNDO CABRAL.
Se cumple hoy 49 años de la conquista de la Autonomía de la UABJO. Movimiento que tuve el privilegio de encabezar. Ya habrá oportunidad de contarles la historia detrás de la historia de aquellos tiempos paradigmáticos.
Narciso Reyes, amigo, camarada entrañable, todo un estilo y una época de comentar al filo de la navaja los aconteceres de la política y de la vida en común, controvertido, si, pero respetado por Tirios y Troyanos, Montescos y Capuletos y porqué no decirlo para estar acordes con los tiempos, por liberales y conservadores, chairos y fifis. Compartimos muchos momentos, travesuras y en especial el gusto por los Beatles. Por ello, invocando a John Lennon puedo afirmar que Partió un Soñador.
Y no soy el único que lo va a extrañar hasta que los tiempos y circunstancias, más temprano que tarde, nos concedan el gusto de volvernos a abrazar, aquí algunas líneas que dan cuenta de ello.
“Narciso Reyes, te recuerdo sentado detrás de tu escritorio en las instalaciones del periódico Tiempo de Oaxaca, revisando información o escribiendo tu leída columna CON MAYÚSCULAS, de un estilo único: Sátira, que iba de lo chusco a lo serio. Criticabas la función pública, la actividad partidista, políticos, funcionarios, legisladores; y muchas veces sin mencionar los nombres de las personas. Incluso, solías “bautizar” con sobre nombres a diferentes personajes, encontrando el apodo exacto o casi exacto en base a alguna particularidad del personaje. Las actividades nos absorben tanto que se olvida uno de frecuentar, saludar o por lo menos llamar por teléfono a los amigos. Ahora que redacto estas líneas, como recuerdo cuando nos carcajeábamos cuando te buscaba ex profeso para comentar tu columna. Eras tan agudo, punzante, en tus comentarios; un estilo propio de hacer periodismo, de manifestar tus ideas. Fuimos compañeros de redacción en Tiempo, colegas, amigos. Descansa en Paz. Un abrazo fraterno a tu familia”.
ROSY RAMALES.
“PARA DON NARCISO REYES, Así, con Mayúsculas. Una de las tristezas más hondas de la vida, sin duda es la partida de un ser querido, no se encuentra explicación posible. Queda uno pasmado, sin saber que pensar. Justo eso me ha ocurrido, ante la prematura muerte de un periodista de excepción, ser humano incomparable y amigo como pocos: Don Narciso Reyes. Si de algo sabía CHICHO, era el manejo correcto y adecuado del español, por eso podía hacer y deshacer lo que le venía en gana, a cada idea le imprimía puntual lenguaje. Por encima de esa autoridad propia de la Real Academia de la Lengua, Narciso no era arrogante o pretencioso, por el contrario, un hombre divertido, sabía chistes y palabras altisonantes -majaderías dirían mi abuela y mi mamá- claro que sabía cuentos de diversos colores, le gustaba el fútbol, los Beatles, la música ranchera y el mezcal. Era a pesar de sus conocimientos y magnifico escribir, un hombre cabal despojado de falsas poses. Ahora en el mundo de la literatura y los periodistas allá en el universo, estará jugando dominó, squash, haciendo chistes, aplicando su fina ironía y sobre todo haciendo lo que tanto le apasionó: VIVÍR. !!! Hasta pronto. Querido amigo !!!.”
ROBERTO SANTIAGO.
“Hasta pronto amigo Narciso Reyes, Chicho, como lo conocíamos los amigos o JD como le decíamos en la redacción, se fue físicamente, pero vivirá siempre en nuestros corazones y en nuestros recuerdos. Hoy extrañaremos sus bromas, su buen humor, ese chascarrillo que nunca faltaba en cualquier momento y en cualquier lugar sin respetar solemnidades, esa forma tan positiva de ver la vida. Tuve la dicha de encontrarlo en mi camino hace 35 años en la redacción del periódico Noticias, posteriormente compartimos en el semanario Presente que a la postre se convirtió en el periódico El Sur y más tarde la vida nos volvió a juntar en Tiempo de Oaxaca. Siempre admire su pulcritud en el uso del lenguaje escrito, la claridad de sus ideas, la rapidez para redactar, esa chispa para agarrar la nota, su forma de reportear, esa habilidad para escribir su columna “Con Mayúsculas”. No tengo palabras para describir a un periodista con letras mayúsculas de la vieja guardia. Mis respetos y admiración por siempre”.
LUIS RAMÍREZ.
“La partida de Narciso Reyes, Chicho, deja un hueco en el periodismo oaxaqueño difícil de llenar; con su particular modo de decir las cosas narró la historia de un Oaxaca que ya se fue, exhibió a políticos y les puso sobre-nombres, ese era su éxito. Oaxaca lo despide con mayúscula tristeza”.
MARIO ROBLES.
“Con Mayúsculas se convirtió así en lectura preferida (y quien sabe si obligada) de políticos de varios sexenios. La desacralizarían del oficio del político cobró carta de naturalización. Un dato no menor para quien no tuvo la oportunidad de ser comunicólogo ni estudiar en alguna escuela de periodismo, fue la calidad gramatical de sus textos: impecables, bien redactados. Estuvo peleado con la solemnidad y las buenas costumbres ( y se vanagloriaba de escoger sus lecturas y amigos). Descansa en Paz.”.
ISIDORO LLESCAS.
“1982 marco un paso importante en mi vida dentro del periodismo, tuve el privilegio de conocer a un ser humano con grandeza de miras en su quehacer informativo, plagado de humildad para compartir sus conocimientos, me extendió su mano de amigo verdadero y su apoyo incondicional en buenas y malas, recorrimos juntos anécdotas y vivencias inolvidables, NARCISO REYES, mi gran CHICHO, mi inigualable JUAN DIEGO, físicamente ya no tendré el honor de saludarte pero seguiré admirando tu carácter, paciencia, perseverancia y profesionalismo, TE ADELANTASTE al lugar donde algún día volveremos a vernos, AMIGO ENTRAÑABLE, MAESTRO, HERMANO, HASTA PRONTO, SEGUIRÁS VIVO EN MI ANDAR INFORMATIVO....el periodismo en México tendrá tu huella....JUAN DIEGO. Un gran abrazo por siempre NARCISO REYES.
CORNELIO MERLIN.
“Además de haber sido un periodista sagaz, informado y dueño de un estilo propio, Narciso Reyes fue una persona a la que el común denominador de las opiniones lo catalogó siempre como alguien generoso. Fue un maestro, consejero y amigo leal de varias generaciones de periodistas a los que enseñó, corrigió y encauzó hacia la pulcritud ortográfica, hacia el respeto en el uso de los géneros periodísticos y hacia la búsqueda permanente de la mejor información para la edición del día siguiente. Con Mayúsculas, su columna, fue su marca distintiva, aunque siempre su mayor orgullo radicó en haber ganado diariamente, durante muchos años, las ocho columnas en los diarios para los que fue reportero. Descanse en Paz, mi gran amigo, quien no solo me aconsejo y corrigió en mis intentos periodísticos, sino que además me cobijó y me recibió en su hogar y familia como uno más de sus hijos adoptivos. Lloramos su partida y extrañaremos mucho a Juan Diego, al Canillitas con sus calaveras políticas alusivas al Día de Muertos; pero sobre todo extrañaremos y llevaremos siempre en nuestra mente y corazón a Don Narciso Reyes. Descanse en Paz”.
ADRIAN ORTIZ.
“Ni en nuestra peores pesadillas imaginamos el profundo dolor, reiterado una y otra vez, que nos causaría la pandemia del nuevo coronavirus COVID-19 al perder a madres y padres, familiares y amigos. Compañero de mil batallas. Hoy, lloramos a Narciso Arturo Reyes, amigo-hermano de la vieja guardia periodistica. que hizo del lenguaje un arma demoledora contra la soberbia de los gobernantes y funcionarios. Ejemplo a seguir por irreverente e iconoclasta. NACISTE A LA ETERNIDAD.”
ALFREDO MARTINEZ DE AGUILAR.
“Se nos ha adelantado uno de los comunicadores más incisivos de mi generación; fue de esa clase reporteros forjados desde la redacción y los talleres del gran periódico Carteles del Sur. Se llamaba Narciso Reyes pero era más conocido como Chicho o Juan Diego. Chicho Abrego su peculiar estilo después de incursionar por todos los géneros periodísticos: nota policiaca, sociales, editorial, comentarios. Era el escalafón minucioso para llegar a ser un buen comunicador. Fue la pedagogía minuciosa que el maestro Néstor Sánchez estableció en Carteles del Sur, ese gran centro de enseñanza periodística donde se formó Chicho y un buen número de comunicadores hoy en tareas sobresalientes. Ahí conocí al gran Chicho siendo muy jóvenes, sin mayor formación pero con mucha necesidad de trabajar y aprehender. Y vaya que nos fue bien de la mano de un gran tutor como fue don Néstor Sánchez. Hoy me duele la desaparición física de mi amigo, hermano con quien compartía anhelos, cuitas y aventuras increíbles. Mi amigo y colega Chicho ha partido de esta vida y con él se ha ido un estilo muy peculiar de hacer periodismo. En su columna Con Mayúsculas destilaba mordacidad, pero sobre todo valor para la crítica ante los abusos del poder. Hasta luego Chicho, seguro estoy que allá también seguirás con tu irreverencia. Siento mucho no habernos podido despedir en el panteón, hasta eso nos impidió la pandemia.”
FELIPE SÁNCHEZ.
Ya entrado en la nostalgia me reuní con Garganta Abismal, el también compartió tiempos con Chicho. Decidimos ir a comer al “Fortincito”. Ya instalados y habiendo ordenado un Verde de espinazo y un Chichilo, frijoles con hierba de conejo, dos mezcales dobles y unas rajas de chile de agua, seguimos en las remembranzas anecdóticas; el lugar en particular es para mí muy especial, su propietario José Manuel Cruz, también partió este año, era un beatlemaniaco de corazón, al igual que Chicho y un servidor. El lugar está decorado con posters y fotos del cuarteto de Liverpool, por supuesto la música ambiental es de ellos.
Nos despedimos ya tarde, después de disfrutar unas fresas con crema y por supuesto dos mezcales más. Garganta Abismal quería hablar de Morena y la decisión del TEPJF que con su resolución permite que hasta Felipe Calderón vote en la próxima encuesta para elegir la dirigencia, pero ya era tarde.
Al llegar a casa me esperaban mis grandes amigas, Soledad y Nostalgia, me serví un Jack Daniel’s, brindamos por los amigos que se adelantaron. Ante la ausencia de interlocución me abstuve de invocar, aunque fuese en domingo, la paradigmática consigna de Germán Dehesa “es viernes hoy toca”.
! VOLVEREMOS A ABRAZARNOS !

Comments are closed.