Conversaciones con garganta abismal: Raúl Castellanos Hernández

no me veras

Con dedicatoria especial a quienes ya nos dan por muertos....

“Juventud o vejez no son categorías cronológicas sino categorías espirituales. La juventud, es un estado anímico. Creemos que para ser joven o viejo la edad no cuenta. Es más, para ser joven cabal se requieren con frecuencia muchos años. Se es joven cuando se tiene impaciencia por los problemas del hombre y no por los problemas personales, se es joven cuando se está animado de constante inquietud, de propósitos de reformar. Se es viejo cuando se aspira a la quietud, cuando se mira hacia atrás. Se es joven cuando se mira la vida como un deber y no como un placer, cuando nunca se admite la obra acabada, cumplida, cuando nunca se cree estar ante algo perfecto, se es joven si se está lejos de la docilidad y el servilismo, si se cree en la solidaridad y en la fraternidad. Se es joven cuando se quiere transformar no conservar; cuando se tiene la posibilidad de hacer y no de poseer, cuando se sabe vivir al día para el mañana, cuando se ve siempre adelante, cuando la rebeldía frente a lo indeseable no ha terminado, cuando se mantiene el anhelo por el futuro y se cree en todo lo posible. Cuando todo esto se posee, se pueden tener mil años y ser joven. HAY JUVENTUD CON AÑOS Y HAY VEJEZ ANTES DE TIEMPO.”

JESUS REYES HEROLES.

Todos los tiempos de nuestra vida son paradigmáticos. En particular los de la vida universitaria están presentes, desde cuando fuimos macoloches, hasta cuando accedimos a los liderazgos estudiantiles. En 1966, nos sumamos al proyecto de un amigo hasta hoy entrañable, por alcanzar la presidencia de la Federación Estudiantil Oaxaqueña de la Universidad, Carlos Moreno. Aquella elección la perdió por una mala jugada de quien encabezaba la planilla negra; la lección se aprendió y al año siguiente, 1967, sumamos fuerzas con los compañeros y amigos de Tribuna de la Juventud.

Después de una reñida votación, Jaime Ruiz Canseco se impuso a la planilla que encabezaba Jorge Franco, ambos dos estudiantes de la facultad de Derecho; Jaime, sin duda era un hombre talentoso, fraterno y solidario. Memorable es el discurso que pronunció en el patio principal de la Universidad frente a la estatua de Benito Juárez el 21 de marzo de ese año, con la presencia del entonces Presidente Gustavo Diaz Ordaz. Cosas de la vida, desde entonces creo que ningún otro presidente ha estado en ese lugar.

El vicepresidente fue Rafael Palacios Campillo, el “mexicano” gran tipo, de una bonhomía extraordinaria, memorable es su pelea con el “oso” Canseco en los terrenos del Venustiano Carranza; el Secretario General, era Jorge Silva, con él hasta la fecha mantenemos una amistad de “doble raya”. Yo me sumé a su “equipo” de amigos que lo lideraban el “chogón” y Gerardo Castellanos Bolaños, corrimos memorables serenatas, era buenísimo para los madrazos, recuerdo aquella madrugada en que nos enfrentamos a golpes en los Pinitos con el grupo del “0so”, después de haber ganado las elecciones, de un golpe mandó al suelo de Armenta y López a Godofredo, lo cierto es que ese día el “conejo” me rompió la boca.

Integraron -además- aquella Federación Estudiantil, Francisco Salvador como tesorero, Víctor Vázquez Labastida Secretario de Acción Social y Cultural, ya se le daba desde entonces la promoción cultural; Secretario de Festivales, Juan Manuel Cruz Acevedo, nada que ver con su condición actual de Notario y referente de la buena política, hermano y amigo que me regaló la foto que ilustra esta columna recién en el cumpleaños a distancia de Manuel Velasco, quien por cierto me impresionó por su capacidad de convocatoria; Secretario de Conflictos, Fernando Barrita, estaba predestinado, gran abogado, estudioso del derecho y la buena justicia.

En deportes, no podía haber otro mejor, Octavio Canalizo Neri; en Prensa y Propaganda Efrén Rojas Hernández, hermano que partió intempestivamente, lo recordamos por siempre y a quien le debemos mínimo, un homenaje a su talento, trayectoria e historia de vida; en Actas estuvo el arquitecto José Luis Espejo, gran tipo, le perdí la huella, pero hasta donde esté, vaya un gran abrazo y el recuerdo de los tiempos compartidos; completaba el directorio Conchita Rojas Walls en su condición de Presidenta de la Sociedad Femenil Estudiantil y mi inclusión como Secretario de Relaciones, preámbulo de lo que vendría en el 71 cuando gané la elección de la Federación Estudiantil y encabecé la conquista de la Autonomía de nuestra Universidad.

Ya en los recuerdos llamé a Garganta Abismal, con gran sorpresa -y enojo, no me avisó- me enteré que andaba por Oaxaca. Lo convoqué a un encuentro presencial cuidando las formalidades establecidas; como es su estilo, impuso las coordenadas, me dijo, “de acuerdo, estoy comprando en Los Cántaros, Chiles en Nogada y Pay de Atún, nos vemos en quince minutos en el jardín donde íbamos a escuchar a la Sonora Santanera, te traes una botella de Casillero del Diablo, ese vino que dices es afrodisiaco, pero que no lo es, porque la intimidad depende de dos y no del vino, aunque sin duda, el Casillero es de lo mejor en el mundo”.

Debo aclarar que el jardín en cuestión es el del atrio de la Iglesia de Guadalupe, donde están las tostadas de Cheo, y en donde nos plantábamos con una buena dotación de mezcal y “chelas” a escuchar a la Sonora Santanera que venía a tocar al Internado Ignacio Mejía y cuyas entradas no podíamos pagar. Lo del Casillero es otra historia que algún día les platicaré.

Ya entrados en gastos Garganta Abismal paso a los temas de actualidad, me dijo: “el Presidente López Obrador recién fue calificado con un 58% de aprobación, lo cual lo coloca en la ruta de mantener el control de la Cámara de Diputados Federal el próximo año y la mayoría de Congresos locales, alcaldías y ganar la mayoría de gubernaturas que estarán en disputa”.

“Ello a pesar de los evidentes errores de apreciación en la conducción de la crisis de la pandemia, en donde el rockstar López Gatell ya se ganó por lo menos una diputación haciéndole de “patiño” de la mañanera; según datos al día de ayer en México hay 475,902 casos positivos, muertos 52,006, confirmados activos 46,772 y sospechosos 89,025, en cifras oficiales. La caída del PIB en 18.9 y la inseguridad que no cede a pesar de los golpes de acción contra líderes de los carteles”.

“Y déjame decirte”, concluyó Garganta Abismal “el tema fundamental es que en nuestro país no hay una alternativa, una oposición que genere equilibrios, que piense y proponga, los supuesto partidos contrarios a Morena están más preocupados sus liderazgos en que no los ventanee Lozoya, mira el contraste en Estados Unidos donde los Demócratas superan al estólido de Trump por diez puntos de cara a la elección de noviembre “.

Secundé al visitante, puntualizando que, además del drama de no contar con una oposición digna, ética y competitiva; igual de trágica es la orfandad de proyecto en el partido en el poder. MORENA necesita una agenda programática clara, sin ambigüedades ni contradicciones. Los liderazgos del partido en nuestro estado, a través de su bancada en el congreso local, han dado una luz de hacia dónde caminar en materia de derechos y libertades, pero a nivel nacional sigue vigente la pugna entre las múltiples rutas ideológicas que se aglutinaron en 2018 para tomar el poder.

Ya entrada la tarde nos despedimos, por mi parte procedí a degustar un Jack Daniel’s e invocar la paradigmática consigna de Germán Dehesa “Es viernes. Hoy toca”. Aunque sea domingo.

¡Volveremos a abrazarnos!

Comments are closed.