Conectividad, el mayor retoeducativo: González Illescas: Alfredo Martínez de Aguilar

no me veras

* El  Director General del COBAO estima que el mayor reto educativo es ante todo sobrellevar el miedo y la ansiedad frente a los apocalípticos efectos devastadores sanitarios, económicos y laborales, de la pandemia global del nuevo coronavirus SARS-CoV-2-COVID-19.
*
Bajo la instrucción del Gobernador Alejandro Murat, que es un convencido que la educación transforma, es un ancla angular y palanca de desarrollo de Oaxaca, el COBAO previó desde 2017 que la digitalización es un proceso indispensable, que llegó para quedarse.

Forma parte integrante de los nuevos valores entre los jóvenes políticos oaxaqueños. De manera mezquina, los malquerientes de su padre le regatean méritos e injusta e irresponsablemente le endosan facturas por los supuestos o reales agravios inferidos por éste en su contra.

No obstante, a pesar de esta nefasta actitud y de ser, efectivamente, un junior político, dado que su padre es ex dirigente estatal del PRI, Rodrigo González Illescas brilla con luz propia. Pocos saben que cuenta con dos licenciaturas, una Maestría y una carrera técnica.

Tiene las licenciaturas en Derecho por la Universidad Regional del Sureste y en Ciencias Sociales con Especialidad en Sociología Rural por la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca y la Maestría por el Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset.

Durante su formación educativa vivió la transición de los procesos educativos tradicionales a los cibernéticos. Apuesta, por tal motivo, a la digitalización de los planes y programas de estudio del Colegio de Bachilleres de Oaxaca.

El Director General del COBAO estima que el mayor reto educativo es ante todo sobrellevar el miedo y la ansiedad frente ante los apocalípticos efectos devastadores de la pandemia global del nuevo coronavirus SARS-CoV-2-COVID-19.

También lo es la conectividad. No sólo tiene que ver con las herramientas tecnológicas, sino con el contacto social que permanentemente necesitamos los seres humanos, dijo, entrevistado en el programa Detrás de la Noticia por Regeneración Televisión.

La soledad ha generado el reto de la sociabilidad de la comunidad escolar y de la sociedad en general para generar procesos enseñanza-aprendizaje con mejores contextos productivos y de calidad en las nuevas condiciones de vida para que le vaya bien a Oaxaca y a México.

González Illescas señala que nadie estaba preparado para estos cambios tan abruptos, pero algunos y algunas instituciones previeron que la digitalización es un proceso totalmente indispensable que llegó para quedarse.

Y el COBAO lo hizo bajo la instrucción del Gobernador Alejandro Murat, que asegura el director general de esa institución educativa es un convencido que la educación transforma, es un ancla angular y palanca de desarrollo de Oaxaca.

La instrucción que recibió fue apostar por los servicios digitales y hubo una gran polémica porque mucha gente decía que no todos los alumnos tienen internet, computadora, tablet y smartphone y, efectivamente es cierto, pero si no desarrollas herramientas tecnológicas no apuestas al presente y al futuro.

Construir paralelamente las dos herramientas para que quienes puedan utilizar las herramientas tecnológicas lo hagan y quienes no puedan utilizarlas, poco a poco vayan siendo parte de este proceso, ya que en algunos meses o años serán parte de este proceso digital.

La apuesta del COBAO desde 2017, fueron las citas en línea en los 14 planteles de mayor demanda educativa, principalmente en las ciudades más grandes del estado, como primer proceso digital para evitar que los padres y madres pernoctaran en la calle dos o tres día s para acceder a una cita.

Ahora imaginemos ese mismo escenario en medio de la pandemia, cuánta gente enfermaría y cuantas perderían la vida, por eso, desde 2017 se hicieron digitales las citas, por supuesto, que tuvieron problemas técnicos al principio, lo importante es la apuesta del Gobierno por modernizarse y actualizarse.

Las críticas se valen, pero al final del día lo que más importa son los resultados y dar un paso al frente. Este año se acabaron en cinco minutos no hay filas, nadie está durmiendo ni se expone en la calle en medio de la pandemia. El 76% de los alumnos tienen smartphone, tablet o computadora.

Con la pandemia del COVID-19 el mundo cambió para siempre, y los cubrebocas y la sana distancia llegaron para quedarse, aunque próximamente la vacuna resuelva el problema sanitario, gran parte del desarrollo ha sido gracias a estos procesos.

Como siempre ha pasado en la historia de la humanidad, subrayó que con la primera y segunda guerra mundial, la fiebre bubónica y la gripe española, que fue la primera gran pandemia del siglo pasado, nos damos cuenta que han generado desarrollo ideológico, ecológico y científico.

Y en el caso de la pandemia del COVID-19 es claro que esta dolorosa experiencia también nos ha hecho evolucionar, dado que ahora somos más conscientes de los cuidados ecológicos y personales de salud, y con la convivencia de la familia.

Es muy importante tener presente este contexto porque nos cambió la vida. La educación no está ajena a estos procesos de cambio en todos los sentidos. Hace menos de un año había clases presenciales, hoy es un sueño totalmente surrealista.

Durante la entrevista por Regeneración Pluralidad Rodrigo González Illescas reconoce con honestidad que nadie estaba preparado, quien diga lo contrario miente con un grado de soberbia inconmensurable, porque a todos, pueblos y gobiernos, nos ha tomado desprevenidos.

Pero si revisamos los últimos cinco años los procesos de digitalización de la vida común en general han generado una cultura que enriquece la vida como una herramienta más de enseñanza-aprendizaje para generar mayor diversidad, capacidad y potencia en la educación.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

 

Comments are closed.