Complicidad de García y Osorio confirma corrupción del PRIAN: Alfredo Martínez de Aguilar

no me veras

* Las investigaciones financieras tras la detención del súper espía Genaro García Luna en Estados Unidos confirman la probable corrupción del PRIAN con Miguel Ángel Osorio Chong desde SEGOB.
* El jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto informó que investigaba transferencias irregulares de la SEGOB por dos mil millones de pesos.

 

La profecía de El Jefe Diego Fernández de Ceballos se cumplió cuando el PAN ganó la presidencia con el cocacolero Vicente Fox: “ganamos el poder, pero perdimos el partido”, se hizo realidad.

Bastaron las complicidades por el pragmatismo del PRIAN para llegar a la presidencia en la docena trágica de Fox y de Felipe Calderón Hinojosa, para dinamitar 61 años de “brega de eternidad”.

Atrás quedaron décadas de historia del partido doctrinario como alternativa opositora frente al populismo de la izquierda extranjerizante y dentro de la Constitución y la Revolución Mexicana.

La mayor traición fue consumada por la desmedida ambición de El Jefe Diego al legitimar el fraude patriótico a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano por Carlos Salinas de Gortari de quien es cómplice.

Las investigaciones financieras tras la detención del súper espía Genaro García Luna en Estados Unidos confirman la probable corrupción del PRIAN con Miguel Ángel Osorio Chong desde SEGOB.

Llevaron a su detención las declaraciones ante un juzgado norteamericano del narcotraficante El Rey Jesús Zambada, en las que afirma haber entregado a García Luna una maleta repleta de entre tres y cinco millones dólares.

Lo que bien pudiera considerarse probable venta de protección y derecho de piso al Cartel de Sinaloa han detonado una serie de revelaciones y juicios sumarios que sentencian como culpable al ex secretario de Seguridad Pública durante el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa.

El jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto informó que investigaba transferencias irregulares de la SEGOB por dos mil millones de pesos.

Las operaciones se habrían realizado presuntamente durante cuatro años, mediante triangulaciones a una empresa vinculada con el todopoderoso exsecretario de Seguridad Pública.

En la investigación de esas transferencias irregulares se ampara el congelamiento que hizo la UIF de once cuentas, entre las que destacan las de Cristina Pereyra Gálvez, esposa de García Luna.

Así también resulta probable responsabilidad a Esperanza García Luna, hermana de Genaro; y GL & Security Associates Consulting (GLAC), una de sus empresas, establecidas en Miami, Florida.

Los socios son exfuncionarios de seguridad de la CIA, el FBI, la DEA y la Policía Nacional de Colombia e incluyen a José A. Rodríguez Jr. (CIA), quien encontró a Osama Bin Laden en Pakistán.

Y el General Luis Montenegro Rinco de la Policía Nacional de Colombia, quien destruyó el Cártel de Cali y formó parte del Bloque de Búsqueda que mató a Pablo Escobar, líder del Cártel de Medellín.

Otros socios son el judío Mauricio Samuel Weinberg, socio mayoritario de la empresa ICIT Private Security México, S.A. de C.V., Carlos Villar del FBI, Larry Holifield de la DEA, Gabriel Díaz Sarmiento, representante Legal, y José Carreto Ortega representante de ICIT en Toluca, ex jefe regional de la AFI en Guerrero.

Las transferencias, se habrían realizado entre 2009 y 2012, periodo en el que estuvieron al frente de Gobernación los panistas Fernando Gómez Mont, Francisco Blake Mora, trágicamente muerto en un accidente de helicóptero, y Alejandro Poiré Romero.

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que la empresa de García Luna también vendió servicios de asesoría al gobierno de Peña Nieto, lo que imputa responsabilidad a quien fuera su secretario de Gobernación, el hoy senador Miguel Ángel Osorio Chong.

Como se recordará, el ex titular de SEGOB concentró en esa dependencia a su cargo todas las tareas de seguridad tras desaparecer la supersecretaría de Seguridad Pública que antes encabezó Genaro García Luna, hoy procesado en Estados Unidos y quien se ha declarado no culpable.

Este hecho corrobora que, según se ha confirmado, las transferencias de esos dos mil millones de pesos de la Secretaría de Gobernación, se hicieron de manera diferida al final del sexenio de Felipe Calderón (2009 y 2011) y a principios del gobierno de Enrique Peña Nieto (2013 y 2017).

Santiago Nieto mencionó el primer nombre de ex colaboradores cercanos del ex titular de la SSP que estarían siendo investigados por este desvío millonario: Luis Cárdenas Palomino, ex coordinador Regional de la SSP y hombre de confianza de García Luna.

Según ha trascendido, otros ex funcionarios que estarían siendo investigados por la Fiscalía General de la República (FGR) y por la UIF son Facundo Rosas, ex comisionado de la Policía Federal y ex secretario de Seguridad en Puebla en el gobierno del fallecido Rafael Moreno Valle

Javier Garza Palacios, otro de sus hombres más cercanos desde la AFI y a quien García Luna envió como agregado de la Policía Federal a la embajada de México en Colombia; y Maribel Cervantes, ex comisionada de la PFP y quien sustituyó en ese cargo a Cárdenas Palomino.

 

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

 

Comments are closed.