CEO Digital 2020 más un Oaxaca certificado, la ruta de la reactivación: Francisco Ángel Maldonado Martínez*

no me veras

Los shocks externos en el análisis económico son circunstancias imprevistas y cuya duración y efectos son difíciles de predecir. Súbitamente cambian las perspectivas de largo plazo de una región o un país. Detienen el tiempo y, a las valoraciones económicas, suman las políticas, sociales e incluso éticas. Algunos shocks, como la pandemia por Covid-19 que enfrentamos, son muy difíciles de anticipar. Llegan, cambian el mundo e imponen un reto enorme a los líderes que les hacen frente. Su estatura se mide en lo que pueden hacer para superarlos a medida que el tiempo avanza. Ignorar las circunstancias que imponen es el peor error en una batalla que requiere inteligencia, estrategia y determinación. La mejor apuesta es creer en la capacidad humana que solo mediante las redes de innovación de nuestra época y el trabajo colaborativo puede darle la vuelta a la tragedia e incertidumbre.

En este contexto, realizar el Encuentro Digital Conectando Emprendedores en Oaxaca 2020 es —además de una decisión acertada— un aliento para quienes deben ser el motor de la economía nacional: las y los emprendedores. En lo que representa una insignia de su gobierno: el fomento de una atmósfera propicia para el emprendedurismo y la innovación, el Gobernador Alejandro Murat Hinojosa presentó a las y los mexicanos esta plataforma que se realizó el jueves y viernes pasados. A pesar de la época difícil que enfrentamos, nuestro mandatario señaló que los emprendedores son capaces de enfrentar retos y correr riesgos debido a su capacidad de crear. Ellas y ellos son quienes alimentan los sueños de otros mientras realizan los suyos, y este carácter único concretó por tercer año consecutivo una plataforma de networking que se está convirtiendo en un referente en el Sureste y el país.

Hay que recordar que Conectando Emprendedores surgió de la apuesta por crear un entorno favorable para hacer negocios que desde el primer día ha caracterizado al gobierno del Maestro Alejandro Murat. Precisamente por las condiciones de conflictividad que prevalecieron hasta 2016, nuestro estado era señalado constantemente como un lugar de contradicciones: por un lado, de enormes recursos para ser aprovechados, incluido su capital humano; pero, por otro lado, de bajas capacidades para encauzar el talento, de abandono y torpeza para articular las cadenas de valor. En la era de la economía del conocimiento, el proyecto del Gobernador puso al centro a quienes impulsan microempresas, al involucrarlos en una dinámica de triple hélice en la que participa, además del gobierno, el sector académico y la iniciativa privada. Crear una alianza provechosa y sólida que siente las bases de una realidad y una narrativa distintas ha sido el mecanismo más efectivo.

Este encuentro que en ediciones anteriores ha abarrotado el Centro de Convenciones de Oaxaca es desarrollado en conjunto por el Instituto Oaxaqueño del Emprendedor y de la Competitividad (IODEMC), la Universidad Anáhuac de Oaxaca, y Fomento Social Citibanamex. En 2019, la afluencia creció al doble que en 2018, y si no hubiera sido por la pandemia y las medidas de distanciamiento social que impone, seguramente 2020 habría mantenido esta tendencia de crecimiento. No obstante, realizar este importante Encuentro en versión digital es digno de reconocerse, pues de este modo Oaxaca demuestra al resto de estados del país que —en medio de la reactivación económica— hay talento y voluntad por parte de cientos de personas que quieren emprender algún negocio y acuden a un espacio de intercambio de experiencias valioso por su misión y alcance.

Además, no deja de ser valioso que esta versión digital de CEO 2020 conceptualice a los neo emprendedores como los responsables de reformar y reactivar las comunidades futuras, al pertenecer a una generación que está consciente de la importancia de reducir la desigualdad y trabajar por el cuidado del medio ambiente. En otras palabras, es un encuentro que está alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, la cual busca lograr un equilibrio internacional en favor de la inclusión social, el crecimiento económico y la sustentabilidad ambiental. Como en su momento lo señaló Vanessa González, directora de Fomento Social Banamex, pocos eventos se proponen como CEO ser un semillero de empresas con alta calidad de expositores y enfoque social.

Una protagonista del CEO 2020 y del cambio de visión que vive nuestro estado es la Maestra Yoani Rodríguez, Rectora de la Universidad Anáhuac Oaxaca, quien además esta semana nos acompañó en una de nuestras capacitaciones virtuales de ICAPET. La Maestra Yoani expuso con gran profesionalismo y sencillez el tema: “En tiempos de confinamiento: Retos para las escuelas, familias y estudiantes”. A través de su lúcida exposición aprendimos que los retos educativos en la nueva normalidad no dependen solo de las y los docentes, sino que los padres de familia debemos motivar a nuestras hijas e hijos y participar activamente en su formación. Este mensaje de integralidad recorre todos los niveles educativos, pues en una época de grandes distractores el aprendizaje debe ser fomentado por todas y todos en casa. Le agradezco a la Rectora Yoani el webinar que fue seguido con entusiasmo a través de nuestras redes sociales.

Por otra parte, en esta semana importante para la innovación y el emprendimiento en Oaxaca, debo reconocer a mi amigo Rodrigo Rojas, Titular del Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales, CONOCER, quien tiene a su cargo el Sistema Nacional de Competencias. Al participar también con ICAPET, expuso con claridad los beneficios que las empresas oaxaqueñas pueden obtener al certificar a sus empleados y que me parece que en estos tiempos de reactivación económica son objetivos compartidos por el sector privado. Certificar dignifica a las y los trabajadores porque reconoce las habilidades que ya tenían o adquirieron a través de la capacitación, contribuye a mejorar su ingreso y propicia la movilidad laboral.

Como fortuita coincidencia, en la misma semana digital convergieron el espíritu emprendedor, las soluciones educativas y la certificación. Acertadamente, a los paneles de discusión e intercambio de ideas en el CEO Oaxaca 2020 se les denominó “Voces del Futuro”; la premisa fue la siguiente: “En 2020 nuestro mundo se transformó, el futuro llegó y ahora queremos hacer uno nuevo, ¿pero por dónde empezar?”. Luego de cinco meses de pandemia, desde Oaxaca se proyectan soluciones y rutas. Nuestro estado se posiciona como centro de talento e innovación hacia futuro. La conclusión solo puede ser una: Ningún virus va a detener el poder de los sueños que bajo el cielo oaxaqueño siempre expanden sus horizontes.

@pacoangelm

Comments are closed.