A la mitad del café -*En Memoria de Roberto-: Jaqueline Robles

no me veras
Retomo mi gusto por escribir en un momento de profunda tristeza. La primera vez que publiqué “A la Mitad del café”, lo hice impulsada por un gran amigo que hoy ya no está conmigo, incluso, él mismo me invitó a publicarla en su medio.
Me refiero al médico de cuerpo y almas, Roberto Molina Hernández, que estoy segura que desde donde está, buscará la manera de jalarme las orejas, como lo hacía cuando me percibía triste, con temor o preocupada.
Roberto fue, sin lugar a dudas, un cómplice, hermano y confidente de sus amigos, a quienes lejos de presumir en lo público, los tenía muy cerca de su corazón.
Humano, cálido y simpático, así era Roberto; el teléfono podía sonar a horas inesperadas para contarme un chiste porque no podía dormir, o porque no tuvo tiempo en el día para comentarme algo o de plano regañarme. No sé con cuantos lo hacía , pero estoy segura que no fui la única, de eso dan cuenta los numerosos mensajes de dolor y afecto que hoy se leen en las redes tras su partida.
Aun recuerdo el día que le compartí que me iba de Oaxaca, su respuesta me hizo reír y llorar al mismo tiempo : “¿dónde vas?, ya sé que aquí nadie te quiere, te peleas con todo mundo y me caes mal hasta a mí; pero aguanta, no dejes los medios, tú eres chingona, ¡vete pues! pero luego no llores”,  me dijo con su vocecita chillona.
Poco tiempo antes de irse, me llamó para reprenderme por no compartirle el porqué de mi regreso y ganarme la vida con actividades ajenas a mi vocación: comunicar. Era solidario y como a todos los que apreció, siempre me hizo sentir su apoyo, en algún momento como jefe, y siempre como amigo.
Por eso, le dedico este nuevo inicio, a Roberto Molina, que hoy me inspira a seguir en la ruta que abandoné temporalmente. No sé cuánto dure, cuánto podré avanzar, solo sé que al chaparrito, como cariñosamente le decía, le debo el ánimo para escribir “A la Mitad del Café”, entre lágrimas por su partida y la tristeza que me provoca el saber que no volveré a escuchar su crítica o su felicitación.
Los acelerados
¡Ah que los políticos oaxaqueños! apurados andan con sus campañas adelantadas, sin que nadie los meta al orden, algunos aprovechando los privilegios económicos y la estructura que tienen desde las áreas que encabezan en el gobierno, de todos los niveles.
Otros, sin temor a las sanciones y dando el mal ejemplo en un tiempo en que la población requiere de cuidarse, por el continuo crecimiento de contagios debido al Covid-19, organizando reuniones con habitantes de diversos puntos de la capital y el estado.
Los más acelerados presumen sus fotos y sus generosas aportaciones “para beneficio” de la población, otros, llamando a los cuates para que escriban “chulito” de ellas y ellos o presumiendo las acciones que según llevan a cabo en nombre de sus jefes,
Bueno, algunas suspirantes han caído en el exceso de difundir fotografías modelando prendas de vestir,  “carísimas por cierto” como dice una conocida vecina de exitoso programa televisivo,  o promoviendose en autobuses con fotos en las que sus poses y expresiones que no les ayudan nadita.
Lo cierto es que, salvo honrosas excepciones, la mayoría busca seguir jalando del erario, ya les gustó el salario que les permite tener lo que siempre soñaron, casa, autos, relojes caros y hasta codearse con gente que antes no les hubiera volteado a ver, ya les gustó el zapato y bolso de marca, cuando antes hasta pedían fiado.
Aceleraditos, así andan, les preocupa ser ungidos, que los que palomean las candidaturas vean que son fregones, que tienen presencia, que traen jale, ya platicaremos pronto de cada uno de ellos, de sus historias y en muchos casos, de sus falsas conductas.
A la Mitad del Café contigo
En estos tiempos en que el canijo virus nos mantiene encerrados, claro, a quienes si sabemos cuidar nuestra vida y la del resto, el café que acostumbraba con mi güero inspirador, que por cierto ya está también con Dios,  lo compartiré con ustedes, por eso cada semana me conectaré para platicar con ustedes. Inicialmente lo haré en domingo, día más relajado en que podemos hacer y deshacer de lo que acontece en Oaxaca, el país y el mundo.
Ustedes marcarán la pauta y juntos haremos A la Mitad del Café, los quiero leer, conéctate conmigo.
#YaDije
Jaqueline Robles

Comments are closed.