Trump tacha de corrupto a Biden e insulta a migrantes

no me veras

En el segundo y último debate electoral, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lanzó sus dardos contra su rival electoral, Joe Biden, pero también contra los migrantes indocumentados .

Sobre estos últimos, Biden prometió una reforma para otorgar la ciudadanía para más de 11 millones de migrantes.

El mandatario acusó a Biden de haber aprovechado su posición política para recibir dinero de gobiernos extranjeros directa o indirectamente, lo que el demócrata negó.

Cuando ya estaban en otro tema, el racismo, Trump insistió de nuevo en sus acusaciones, lo que exasperó a Biden.

“Si todo esto es cierto, es un político corrupto”, dijo Trump al insinuar que Biden recibió pagos de países como China, Rusia, Ucrania o Irak.

“Esto es un montón de basura”, respondió el demócrata, a lo que su rival republicano replicó con que se estaba haciendo pasar por un “inocente bebé”.

Cruzan acusaciones por migración

Biden, por su parte, tachó de “criminal” la política de separación de familias migrantes, mientras que el presidente Trump defendió que su gobierno “trata muy bien” a los 545 niños cuyos padres todavía no ha localizado después de implementar esa medida.

“Es algo criminal (…) Hace que seamos el hazmerreír del mundo y viola todo los conceptos de lo que somos como nación”, dijo Biden sobre la separación de familias en la frontera con México durante el debate en Nashville, Tennessee.

El exvicepresidente comentaba así la noticia de que, más de dos años después de que Trump implementara su política de separación de familias indocumentadas en la frontera, los abogados que llevan el caso todavía no han logrado localizar a los padres y madres de al menos 545 menores de edad arrebatados de sus progenitores.

Trump aseguró que su gobierno está “intentando muy en serio” localizar a los padres de esos menores, a pesar de que no es cierto que su Ejecutivo los esté buscando, sino que quienes  lo hacen son abogados y grupos de derechos humanos seleccionados por un tribunal.

“Los estamos tratando tan bien, están en instalaciones que son tan limpias”, afirmó Trump sobre los niños separados de sus padres.

El presidente también denunció que “a los niños los han traído coyotes y mucha mala gente”, algo que Biden rebatió de inmediato, al insistir en que vinieron “con sus padres”.

El candidato demócrata también se distanció de la política migratoria del presidente con el que él gobernó como vicepresidente, Barack Obama (2009-2017), cuando la moderadora Kristen Welker le recordó que durante ese mandato no se aprobó una reforma de inmigración y se llegó a un récord de deportaciones.

“Llevó demasiado hacer las cosas bien (bajo el gobierno de Obama). Yo seré presidente, no vicepresidente”, afirmó Biden.

El exvicepresidente reiteró su promesa de que, en sus primeros 100 días de gobierno, enviará al Congreso una propuesta migratoria que contendrá “un camino a la ciudadanía para los más de 11 millones” de indocumentados que hay en Estados Unidos.

Su plan también incluirá una vía a la ciudadanía para los indocumentados que llegaron al país cuando eran niños, conocidos como “soñadores”, agregó.

Biden también criticó las restricciones al derecho de solicitar asilo que ha impuesto Trump, llevadas al extremo durante la pandemia: “(Los indocumentados) están viviendo en la miseria en el otro lado del río” que separa Estados Unidos de México, dijo.

Trump, por su parte, insultó a los indocumentados que, una vez dentro de Estados Unidos, siguen la ley y se presentan ante los tribunales de inmigración: “Odio decirlo, pero los únicos que podrían aparecer son los que tienen el coeficiente intelectual más bajo”.

Forbes

Comments are closed.