Notaría 78 y corporativo Velázquez Chagoya pretenden despojar a comuneros de Tilzapote con documentos falsos

no me veras

*Utiliza nombres de personas “fantasmas” para poder apoderarse de las tierras; intentan construir edificios en este “paraíso”

La familia de notarios oaxaqueños, encabezados por María Antonieta Chagoya Méndez, pretenden despojar de sus tierras, desde hace siete años, a un grupo de habitantes de Tilzapote, en la Costa de Oaxaca con documentos “falsos” y nombres de personas “fantasmas”.

Con la ayuda de sus hijos Carlos y Ramón Velázquez Chagoya; este último ha sido acusado como el principal operador y artífice de todo tipo de irregularidades; la actuaria número 78, ha avalado una serie de escrituras, mismas que han sido inscritas en el Registro Público de la Propiedad de manera tardía y con las cuales se pretende hacer efectivo el “robo” de 300 hectáreas a sus verdaderos dueños.

Los comuneros de Tilzapote, perteneciente al municipio de Santa María Tonameca, han visto en Ramón, a un hombre ambicioso, que se ha valido de todo tipo de artimañas para apoderarse de sus terrenos en donde se pretende construir un complejo de edificios a través de la inmobiliaria Esmeralda.

De acuerdo a los afectados, la familia de notarios ha avalado documentos falsos a nombre de dos personas, que nunca se han presentado a las audiencias y que se presume son “fantasmas”, porque no existen.

Según la representante de los denunciantes, Edith Santibáñez Bohórquez, integrante del área de asuntos jurídicos de la Sección 22 de la CNTE, los notarios pretenden derribar las escuelas y mercados de la zona, así como un centro de salud, bajo la anuencia del Tribunal Agrario, quien en el 2014 dictaminó a favor de los presuntos dueños Pedro Ramírez Araiza y Domitila Guzmán Olivera.

Los comuneros de esta zona, perteneciente al municipio de Santa María Tonameca aseguraron que cuentan con documentación que los avalan como dueños desde hace más de 70 años.

Por lo que reclaman una serie de irregularidades en la disputa y fueron tomados en cuenta por el consejero jurídico, Octavio Tinajero, lo que de alguna forma ha permitido el despojo. La abogada de los afectados solicitó al gobierno federal tomar en cuenta esta serie de acciones fraudulentas por parte de esta familia de notarios.

Irregularidades en entrega de notarías a familia Chagoya

María Antonieta Chagoya Méndez, fue señalada en su momento, de obtener la patente de manera irregular toda vez que esta fue concedida 12 días después de haber concluido el sexenio del entonces gobernador Diódoro Carrasco Altamirano, violentando la ley.

Sus operadores; es decir sus hijos, también fueron “ungidos” como notarios: Carlos Salomón Velásquez Chagoya, fue beneficiado por el gobernador Ulises Ruíz Ortiz como federatario número 104 por encima de los estatutos.

De acuerdo a la Ley Estatal del Notariado, uno de los requisitos es contar con 35 años cumplidos, sin embargo, Velásquez Chagoya apenas contaba con 27 años.

El otro operador del clan es Ramón Velázquez Chagoya, quien en 2016 presentó una solicitud de patente de notario, que fue rechazada por los escándalos que envuelven a la familia.

Velázquez Chagoya es señalado por la comunidad de Tilzapote como operador del proyecto, a través de abogados representantes de los supuestos dueños, Pedro Martínez Araiza y Domitila Guzmán Olvera.

A los cuales se ha exigido su comparecencia física ante el Tribunal Agrario. Los señalamientos se centran en Ramón Velázquez porque, a decir de los abogados, apoyado en la fe pública de su madre realizó las apócrifas escrituras.

Incluso a través de su Fundación 100 X Oaxaca, presentada en octubre del 2019, y del corporativo, del cual es director Ramón, la familia ha logrado generar influencias para poder lograr apoderarse de los terrenos de los comuneros.

En su momento tanto María Antonieta Chagoya Méndez y Ramón, su hijo, externaron que el nacimiento de dicho organismo, es el resultado de un sueño que costó mucho trabajo, “pero con el apoyo de la familia y de profesionales se concretó”.

Narraron que cuando el corporativo decidió apostarle a crear una fundación, optó por crear algo diferente, algo que Oaxaca se mereciera; argumentaron que a través de la Fundación se buscaría a jóvenes de la Licenciatura en Derecho para acercarlos al mundo laboral.

Sin embargo, el organismo ha servido para saciar sus intereses sobre todo del despojo de las tierras en Tilzapote, considerado el paraíso de la Costa oaxaqueña, debido a su riqueza natural.

Redacción Libertad-Oaxaca.info

Comments are closed.