El golpe de estado de Trump, se replicará en México en 2024: Alfredo Martínez de Aguilar

no me veras

* Al igual que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, rechazará en 2024 la derrota, que nunca ha aceptado en su vida.

* El segundo impulsor del nacionalpopulismo en México, después de Echeverría, lanzará a los Comités de Defensa de la 4T contra el Congreso de la Unión para dar un golpe de estado.

¡Ay del pueblo que olvida su historia, está condenado a repetirla! La sentencia que nos legara el poeta y filósofo español Jorge Agustín Nicolás Ruiz de Santayana “viene como anillo al dedo”.

El espíritu de la ácida frase advierte con meridiana claridad el futuro escenario que se dará en México en la elección presidencial de 2024 tras el intento de golpe de estado de Donald Trump en EE.UU.

Al igual que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, rechazará en 2024 la derrota presidencial, que nunca ha aceptado en su vida.

El segundo impulsor del nacionalpopulismo en México, después de Echeverría, lanzará a los Comités de Defensa de la 4T contra el Congreso de la Unión para intentar dar, también, un golpe de estado.

Los activistas del “lumpen proletario” serán reforzados con milicianos de los grupos armados vinculados a la guerrilla urbana y rural que operan en la Ciudad y Estado de México y estados del país.

El Ejército evitará en EE.UU. y en México el golpe de estado, lo que explica la razón por la que el presidente López Obrador creó la Guardia Nacional y corrompe al Ejército al no poder desaparecerlo.

Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, ordenó el despliegue de la Guardia Nacional en el Capitolio, luego de los disturbios y enfrentamientos que se dieron en el recinto legislativo.

Alrededor de mil 100 efectivos de la Guardia Nacional serán desplegados en Washington D.C. ante la jornada de violencia en la que seguidores del Presidente Donald Trump irrumpió en el Capitolio.

La Casa Blanca informó que tanto este cuerpo como la Policía Federal estaban en camino al Capitolio para terminar con su ocupación por de parte de simpatizantes del mandatario republicano saliente.

Por su parte, el Gobernador de Virginia, Ralph Northman, decretó el toque de queda e informó que enviará 200 policías estatales y miembros de la Guardia Nacional de su estado a Washington.

La sesión en el Congreso de EE.UU., se suspendió por las protestas de partidarios de Trump que se enfrentaron con la policía y porque grupos de manifestantes armados ingresaron al Capitolio.

Se escucharon explosiones y disparos en los escalones del Capitolio, una mujer murió, mientras el humo llenaba el aire del lugar. En algunos casos, se podía ver a los policías usar gas pimienta.

Se lanzaron gases lacrimógenos, pero no está claro si provenían de los manifestantes o de los elementos de la policía, y la gente se enjugaba las lágrimas de los ojos mientras tosía.

Un grupo de simpatizantes de Donald Trump interrumpió la sesión conjunta en la que se contarían los votos del Colegio Electoral y se certificaría la victoria electoral de Joe Biden y Kamala Harris.

Antes, miles de personas se reunieron en Washington, D.C., para presenciar un acto público del presidente, quien convocó a la multitud a dirigirse al recinto para presionar a los legisladores.

No es, pues, nuestro señalamiento, irresponsable, de ninguna manera, por el contrario, es resultado de un ejercicio de creación de escenarios futuros, con base en elementos objetivos de análisis.

Cuando olvidamos la historia esta tiende a repetirse y más todavía cuando lo permitimos por ignorancia, estúpida ingenuidad, irresponsable apatía, gran cobardía o abierta complicidad.

Alimentados por el nacionalpopulismo hay un evidente, público y notorio paralelismo entre la controvertida personalidad de los presidentes Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador.

Además, guardadas las debidas proporciones, hay una clara similitud a la vista de todos entre las políticas públicas de los presidentes Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador.

Al margen de alarmismo amarillista alguno y ayuno totalmente de tremendismo periodístico espectacular, no podemos pasar por alto el grave atentado a la democracia en Estados Unidos.

La aseveración que da pie al título de esta entrega es cierto, atrevida, audaz y hasta temeraria. Sin embargo, hoy, más que nunca, es obligado e indispensable romper esquemas y paradigmas.

Es deber insoslayable de los periodistas llamar de manera provocadora a la reflexión pública sobre el estado de cosas presente y futuro. Sin importar si habrá futuro para quienes lo hagan.

El intento de golpe de estado convocado por Donald Trump, condenado al más rotundo fracaso, no es un asunto menor e involucra de manera directa el presente y futuro de México por su vecindad.

En un acto político, sin precedentes Donald Trump lanzó un llamado urgente a Mike Pence y republicanos para que intenten impedir que el Congreso ratifique el triunfo de Joe Biden.

El Presidente Trump de Estados Unidos empezó a presionar a su Vicepresidente Mike Pence para que revierta la elección que ambos perdieron ante la fórmula demócrata Biden-Harris.

Trump, lanzó ayer un desesperado intento para que sus aliados en el Congreso impidan la ratificación de la victoria de Joe Biden y Kamala Harris en las pasadas elecciones presidenciales.

Donald Trump insistió, una vez más, en calificar la elección de Estados Unidos como "peor" que en países del tercer mundo y señaló que "incluso México usa credenciales" para votar.

El Presidente de Estados Unidos recibió un rotundo revés por el Vicepresidente Mike Pence al rechazó este tener poder para revertir la elección presidencial como Donald Trump le solicitó.

El reverendo Raphael Warnock y Jon Ossoff derrotaron a los republicanos Kelly Loeffler y David Perdue, respectivamente, en las elecciones de segunda vuelta del Senado en el estado de Georgia.

Afortunadamente, los resultados favorecen de manera irreversible que los demócratas tendrán control del Senado durante los primeros dos años de la presidencia de Joe Biden y Kamala Harris.

El demócrata Ossoff ganó la segunda banca senatorial pendiente de adjudicación en Georgia, y con el escaño de Warnock garantizan la mayoría demócrata en ambas cámaras del Congreso federal.

Tras la irrupción, Biden señaló que “la democracia está bajo un asalto sin precedentes” y Trump pidió a sus seguidores “irse a casa en paz”. La oficina de Nancy Pelosi, Presidenta de la Cámara de Representantes sufrió graves daños.

Ante la toma del Poder Legislativo sin precedente en la historia de Estados Unidos, la alcaldesa de Washington DC, Muriel Bowser, declaró un toque de queda desde las 18:00 de ayer miércoles hasta la madrugada de hoy jueves.

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, rechazó categóricamente las acusaciones del presidente Trump de fraude generalizado en las elecciones presidenciales de 2020.

“Ni la duda pública por sí sola puede justificar una ruptura radical cuando la duda misma fue incitada sin ninguna evidencia”.

En sus palabras de apertura durante el debate del Senado sobre los resultados electorales de Arizona,

Mitch McConnell dijo que su voto de ayer sería «el más importante que haya emitido».

 

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujes.com

@efektoaguila

Comments are closed.