AMLO no critica aspiraciones, sino pisoteo a pobres: Citlalli Hernández

no me veras

El presidente Andrés Manuel López Obrador no critica que la clase media aspire a tener una mejor vida y empleo, sino que en ese proceso se excluya a los que menos tienen y se pisoteen sus oportunidades de igualdad, consideró Citlalli Hernández, secretaria General de Morena.

“Él critica el aspiracionismo, a esa gente que quiere tener más dinero por encima de todo, pisoteando a todos, excluyendo a quien no tiene, no critica la aspiración”, puntualizó la morenista en entrevista con Forbes México.

Después de la elección federal de junio 6, donde Morena perdió nueve alcaldías en la Ciudad de México y la posibilidad de tener la mayoría calificada en la Cámara de Diputados, el presidente arremetió contra la clase media a la que acusó de dejarse manipular por la derecha y de aspirar a un estilo de vida que se basa en tener riquezas sin ningún escrúpulo moral.

Cuestionada sobre si esta postura no abona más a que la clase media en la Ciudad de México se aparte de la simpatía por López Obrador y Morena, Hernández consideró que debe ser un objetivo del partido recuperar la confianza de ese sector y cumplir con sus expectativas.

“Un objetivo de Morena en la Ciudad de México es recuperar a las clases medias que votaron por nosotros y que han votado por la izquierda en otro momento del país, pero que en este momento probablemente no tuvieron la satisfacción o no cumplimos sus expectativas”, reconoció la morenista.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 42.9% de los hogares en México, 39.2% de sus habitantes es considerado de clase media.

Para la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) para que la población sea considerada clase media debe tener ingresos superiores a los 15 mil pesos.

La secretaria General de Morena señaló que el discurso del mandatario federal debe propiciar un debate de fondo donde se considere el cambio que esta experimentando México a partir de la colectividad y no desde el individualismo, el clasismo y racismo.

Consideró que la clase media, con una fuerte influencia de la clase alta y la élite que gobernó el país durante la época neoliberal, se ha dejado manipular a través de un discurso de odio, con epicentro en la Ciudad de México, que no le ha permitido ver los avances que han tenido los gobiernos de Morena.

“Estamos frente a un gobierno que quiere transformar este país y eso no sólo pasa por la acción de gobierno sino por la discusión pública que nos permita reflexionar como ciudadanos cómo mejorar desde nuestra individualidad en la colectividad nueva que se está construyendo en el país”, sostuvo.

“Me parece que se tiene que dar una discusión pública también de qué país queremos, queremos un país para todas y todos sin exclusión ni discriminación y hay un sector de la clase media, pero fundamentalmente de la clase alta y la élite que gobernaba este país, que esta promoviendo odio, clasismo y racismo”, lamentó.

Ayer, el jefe del Ejecutivo federal profundizó más en su critica a las clases medias y señaló que el combate a la pobreza que emprende su gobierno debe ayudar a la creación de una clase media más humana y fraterna donde no se deje a nadie atrás.

En ese sentido, Citlalli Hernández apuntó que Morena incidirá más en el debate público a fin de que el discurso presidencial no sea sometido a diversas interpretaciones que busquen descalificar.

“Morena no puede echarse a perder”

Días después de la elección federal del 6 de junio, Citlalli Hernández, secretaria General de Morena, pidió entrar en un periodo de reflexión interna a fin de determinar los errores que cometió el partido y enmendar el camino.

“Morena no puede echarse a perder y que por eso necesitamos ser críticos y necesitamos señalar los errores, teníamos un momento electoral en la mesa y a pesar de las cosas, con cosas en las que yo no estaba de acuerdo pues cerrar filas y ahora toca hablar con la militancia”, dijo Hernández en entrevista con Forbes México.

Señaló que el partido debe seguir adelante con sus objetivos políticos, que trascienden el haber llevado a Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia, sino construir una politica pública nueva basada en la ética y con ello revolucionar las conciencias.

-¿Lo van a lograr con todo y sus diferencias que parecen de raíz?, se le cuestionó.

-El reto de Morena es cómo un partido tan joven, con tantas visiones puede ponerse de acuerdo para cumplir objetivos comunes y es seguir transformando este país y combatir el intento de regreso de la derecha o el neoliberalismo.

“Yo creo que vamos bien. Tuvimos buenos resultados electorales, estamos en un momento de reflexión, análisis y autocrítica”. concluyó.

Forbes

Comments are closed.