Sin justicia no hay paz social, ni desarrollo, ni libertad plena: Alfredo Martínez de Aguilar

no me veras

* No falta razón a la primera mujer titular del Poder Judicial del Estado porque, hoy más que nunca, los mexicanos en general y en particular los oaxaqueños, tienen hambre y sed de justicia.
* Villanueva Abraján reconoció el absoluto respeto de Alejandro Murat a la independencia del Poder Judicial; y la coordinación y apertura al diálogo de los integrantes del Congreso Local.

Al rendir su Primer Informe de Actividades la titular del Tribunal Superior de Justicia, María Eugenia Villanueva Abraján sentenció que “sin justicia no hay paz social, ni desarrollo, ni libertad”.

No falta razón a la primera mujer titular del Poder Judicial del Estado porque, hoy más que nunca, los mexicanos en general y en particular los oaxaqueños, tienen hambre y sed de justicia.

De ahí la trascendencia nacional “de impartir una justicia cercana a la sociedad, con rostro y trato humano, atendiendo el llamado internacional de equidad de género y con apego a derecho”.

Agradeció la sensibilidad y el interés del gobernador Alejandro Murat, quien desde el inicio de su gestión ha puesto especial énfasis en el fortalecimiento del sistema de justicia en la entidad.

De manera particular, precisó, al otorgar su apoyo para hacer realidad las metas propuestas, a través del proceso de comunicación y coordinación eficaz entre los Poderes del Estado de Oaxaca.

Ello se ha hecho siempre, subrayó, con absoluto respeto a la independencia del Poder Judicial; de igual forma reconoció la coordinación y apertura al diálogo de los integrantes del Congreso Local.

Los diputados de la LXIV Legislatura local, por cierto, tienen oportunidad de apoyar al Tribunal Superior de Justicia y al Consejo de la Judicatura del Estado al aprobar su Presupuesto de Egresos.

La magistrada presidenta del Poder Judicial, María Eugenia Villanueva Abraján solicita al Congreso para el Ejercicio Fiscal 2020 del Poder Judicial, poco más de un mil 339 millones de pesos.

Entregó el Proyecto a los diputados Horacio Sosa, presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) y Mauro Cruz, presidente de la Comisión de Programación y Presupuesto del Congreso.

Recordó que una solicitud a nivel estatal y nacional ha sido la independencia económica que requieren los organismos encargados de la administración de justicia para mejorar su labor.

Con recursos suficientes y adecuados el Poder Judicial será realmente independiente no solamente en sus determinaciones con autonomía propia, sino en materia presupuestal.

A nivel nacional la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia (CONATRIB), ha propuesto destinar un monto por lo menos del 2 por ciento del presupuesto anual estatal.

Pidió a los legisladores sensibilidad para que los impartidores de justicia cumplan en mejores condiciones su trabajo, sobre todo, las y los jueces por su responsabilidad y el riesgo que asumen.

“Si queremos justicia pronta y expedita la casa del pueblo tiene que apoyar a la casa de la justicia”, puntualizó la magistrada Villanueva Abraján acompañada de magistrados, jueces y consejeros.

Con la capacidad y talento que caracteriza a las mujeres sostuvo ante el Pleno que la confianza de los ciudadanos en la administración de justicia está ligada a la eficacia del Poder Judicial.

“Por fortuna, destacó la Magistrada Presidenta, contamos con una planta de magistradas, magistrados, juezas y jueces, y personal administrativo con espíritu de servicio institucional”.

Se acrecienta la cultura de los derechos humanos como herramienta básica de trabajo por la trascendencia que en el desarrollo de las instituciones tiene el respeto a la dignidad humana.

Ha sido piedra angular y elemento toral en su gestión para lograr una auténtica paz social; en especial hoy en día, cuando las comunidades, estados y países plantean nuevas formas para alcanzar sistemas más justos y equitativos.

Avalada por la presencia de Ivette Morán de Murat, la Presidenta del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura subrayó que el siglo en que vivimos es un tiempo de renovación.

“Sin cambiar el concepto tradicional y natural de lo que es justo o injusto, hay que ir hacia una forma más abierta en la aplicación e  interpretación de las normas legales”, demandó.

La magistrada Villanueva Abraján reconoció que “ello sólo se logra con juezas y jueces garantes y custodios del Estado de derecho, acorde con la realidad social, que clama y reclama justicia”.

Bajo la premisa de una justicia incluyente y de derechos humanos, la administración anual de la magistrada Villanueva Abraján estuvo enfocada principalmente en atender cinco rubros:

Justicia incluyente, justicia y derechos humanos, transparencia y tribunal abierto, justicia oral y profesionalización del servicio judicial, cuyos avances fueron presentados a través de un video.

La magistrada presidenta Villanueva Abraján sostuvo que con estas acciones se fortalece el sistema de justicia oaxaqueño, con una visión incluyente y basada en el respeto de la diversidad.

Agradeció y reconoció el trabajo del personal de la institución por un año de arduo trabajo, por brindarle su voto de confianza y generar acciones que cumplen el reclamo social de una justicia cercana, eficaz y eficiente.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

 

 

Los comentarios están cerrados.