Ambulantes y anarquía vial, retos del edil Oswaldo García: Alfredo Martínez de Aguilar

no me veras

* Nunca como ahora, el alcalde capitalino ha contado con el afecto y apoyo del Presidente Andrés Manuel López Obrador y del Gobernador Alejandro Murat Hinojosa. De ninguna manera, es un asunto menor.
* Con el apoyo de los 21 presidentes municipales de Valles Centrales a quienes conmino “a seguir trabajando con miras a una política metropolitana de desarrollo”, puede construir una o dos Centrales de Abasto.

Las circunstancias, a mi juicio, son ampliamente positivas y favorables a Oswaldo García Jarquín durante su segundo y tercer año de gobierno municipal. Siempre y cuando actúe con inteligencia, decisión y carácter.

Si siempre tiene presente esta condición indispensable con humildad y, sobre todo, la cumple, sin exagerar y sin lambisconería alguna, incluso, podría pasar a las mejores páginas de la historia de Oaxaca al dar soluciones.

Contra la opinión de muchos de sus malquerientes dentro y fuera del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el Presidente Municipal de Oaxaca de Juárez es un joven político afortunado.

Nunca como ahora, el alcalde capitalino ha contado con el afecto y apoyo de un Presidente, Andrés Manuel López Obrador y de un Gobernador, Alejandro Murat Hinojosa. De ninguna manera, es un asunto menor.

No siempre la autoridad municipal de la capital oaxaqueña ha tenido esta fortuna. No siempre han sido amigos o integrantes del grupo político del Gobernador y menos del Presidente de la República en turno.

Basta revisar la historia municipal para confirmarlo a grado tal que, en muchos casos las diferencias del Gobernador con el alcalde capitalino o candidato a la alcaldía frustraron o sepultaron brillantes carreras políticas.

A nuestro leal y saber entender, son los casos de Carlos Kay Manuel Sada Solana, quien se refugió en la diplomacia; y de David Palacios García y Alfonso Gómez Sandoval, quienes vieron frenadas sus aspiraciones políticas.

A partir de su premisa que “la sociedad desea genuinos actos de gobierno, Oaxaca de Juárez merece realidades más que promesas”, Oswaldo está obligado a dar soluciones a los más ingentes problemas.

Dos de los mayores retos del Gobierno Municipal -“en unión con la sociedad, se harán grandes  cosas por Oaxaca”- son frenar el creciente ambulantaje y la anarquía vial, que pudren a la capital oaxaqueña.

Ambos problemas sociales junto con marchas y bloqueo de calles, con pintarrajeo de fachadas de edificios coloniales e históricos, son los que más duelen a los capitalinos y ponen en riesgo la categoría de Ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Al hacerlo, García Jarquín cumpliría su compromiso expresado en su Primer Informe “amo entrañablemente esta tierra y no le puedo fallar, haré lo que sea necesario para hacer un buen gobierno para todos”.

En la Plaza de la Danza, dijo que desde el primer día, todo acto del gobierno municipal tiene sustento y está ajustado al principio constitucional de respeto a la ley plasmado en la Carta Magna; “hacemos sólo lo que la ley expresamente nos autoriza”, reiteró.

“Soy parte de la llamada Cuarta Transformación y busco contribuir desde mis convicciones a hacer del bienestar común una realidad; todos los sectores son importantes, pero todos los programas deben llegar a quien más lo necesita”, dijo acompañado de las y los miembros del Cabildo de Oaxaca de Juárez.

Frenar el creciente ambulantaje y la anarquía vial, no es tarea fácil ni sencilla, pero tampoco imposible, con decisión para respetar y hacer respetar la ley, y ante todo con firme voluntad política.

No falta razón al Presidente Municipal de Oaxaca de Juárez al señalar que “la paz y el desarrollo social se sustentan en acciones valiosas que necesitan decisiones contundentes”.

En permanente búsqueda de una sociedad participativa, el Primer Concejal dijo que en Oaxaca de Juárez siempre se apostará por el diálogo y la negociación. Ésa es precisamente la solución, pero sin ceder a presiones y chantajes.

Con Regidores y Síndicos Municipales “esta administración se ha caracterizado por atender a todos los sectores, gremios, grupos religiosos y liderazgos sociales y populares”.

Si bien es cierto que “ninguna administración se había involucrado tanto y tan profundamente en la generación de proyectos productivos de autoempleo y sustentabilidad”, el alcalde capitalino está obligado a dar soluciones.

Con el apoyo de los 21 presidentes municipales de Valles Centrales a quienes tendió la mano y reiteró que cuentan con su respaldo, y les conmino “a seguir trabajando con miras a una política metropolitana de desarrollo” puede construir una o dos Centrales de Abasto.

Al agradecer el apoyo del Gobierno Federal del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, dijo que se fortalece la coordinación permanente con los tres órdenes de gobierno para poder seguir poniendo en marcha el desarrollo de los habitantes de agencias y colonias capitalinas.

Frente a miembros del Congreso de la Unión, así como de legisladores locales señaló que en 30 años se profundizó la brecha de desigualdades en el país, afectando siempre a los grupos más vulnerables; por eso, enfatizó, es mayúsculo el reto de generar mayor desarrollo porque ello garantizará el abatimiento del rezago social.

García Jarquín conoce la ruta de solución: “El modelo debe ser la unión de los pueblos, el trabajo coordinado, ya que el individualismo, propio del neoliberalismo, no puede seguir dañando el tejido social”, destacó.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Los comentarios están cerrados.