Santa Lucía gana un ’round’ legal; juez revocó una suspensión contra las obras

no me veras

Un juez federal dio marcha atrás a una de las siete suspensiones definitivas que mantenía frenada la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, Edomex.

Juan Carlos Guzmán, titular del Juzgado Quinto de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México, le dio la razón a la Secretaría de la Defensa Nacional al declarar fundado su incidente de revocación, promovido bajo el argumento de que ese proyecto es un tema de seguridad nacional.

Sin embargo, el caso ya llegó a la Suprema Corte, pues se le presentó una solicitud de facultad de atracción con el objetivo de que un ministro haga suya la petición y atraiga los amparos contra la terminal aérea.

Ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que, entre más pronto se resuelvan los recursos contra Santa Lucía, en menos tiempo se procederá con el proyecto para dejarlo listo en poco más de dos años.

En su conferencia matutina, dijo que para lograrlo tiene el apoyo de los ingenieros de la Sedena, quienes se aplican a fondo y, de ser necesario, trabajan día y noche.

TRABAJAREMOS DÍA Y NOCHE: PRESIDENTE

Entre más pronto se resuelvan los amparos sobre el aeropuerto en Santa Lucía, más pronto se iniciará con este proyecto que permitirá un ahorro de más de 100 mil millones de pesos respecto de la terminal área en Texcoco, aseveró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En su conferencia de prensa matutina, aseguró que cuentan con el apoyo de ingenieros de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), quienes se aplican a fondo y, de ser necesario, trabajarán de día y de noche.

Indicó que el objetivo es iniciar lo más pronto posible para asegurarse de que las obras no causen mayor daño y cumplan con un servicio benéfico para el pueblo.

El Ejecutivo federal dijo que en cuanto se resuelvan los amparos, iniciarán de inmediato los trabajos, toda vez que ya están todos los proyectos, para cumplir con el compromiso de que en 2021 esté construido el nuevo aeropuerto.

Afirmó que al impulsar este proyecto, México se salvó de terminar con un proyecto que lo conduciría a un despeñadero, toda vez que se trataba de una obra estimada en 300 mil millones de pesos, mientras que con Santa Lucía se reduce a la mitad.

De hecho, advirtió, “si nos hubiéramos ido con el proyecto original en Texcoco, hubiera ocurrido algo similar a lo que ocurrió con el tren de Toluca, que inició siendo un proyecto de 30 mil que se elevó a 60 mil y que ahora resulta que faltan otros 30 mil, o sea que al final va a costar 90 mil”.

En cuanto a la observación que ordena preservar las obras ya hechas en Texcoco, advirtió que el objetivo es que “quieren retomarlo para más adelante.

Vamos a buscar mantener las obras, pero lo mejor para mantener esa zona es que se le dé su vocación natural, que sea lago, como lo ha sido por siglos”, asentó.

Ante la inquietud de que se había pedido preservar las obras ya realizadas, expuso que eso sería difícil, pues de por sí, darle mantenimiento al aeropuerto, de haberse terminado, implicaba un mantenimiento constante y labores de relleno periódicas.

Ello se debe, explicó, a que dicho terreno presenta constantes hundimientos, igual que pasa en la calzada Ignacio Zaragoza, debido a que es un terreno de vocación lacustre y, por ello, las actuales obras ya presentan un hundimiento importante.

López Obrador insistió en que el papel de dicha zona donde se pretendía construir la terminal aérea “era un vaso regulador natural”, que evita inundaciones y ayuda a la recuperación de los mantos freáticos. Ahí, en todo caso, se pude llevar a cabo una obra de mejoramiento hidráulico, agregó.

JUEZ TIRA LA PRIMERA SUSPENSIÓN DEFINITIVA

Juan Carlos Guzmán, titular del Juzgado Quinto de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México, consideró fundados los argumentos del gobierno federal y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) relacionados con la seguridad nacional y dejó sin efectos la suspensión definitiva, dentro de uno de los amparos que frenaba la construcción del aeropuerto en la Base Aérea Militar de Santa Lucía, en Tecámac, Edomex.

De suspenderse, significaría el incumplimiento de las órdenes militares que tengan como finalidad la defensa de la integridad territorial, la independencia de la República, la seguridad nacional y el auxilio a la población civil, lo cual implica contravenir el orden público”, señala el resolutivo.

El juzgador explicó que no existe en la Constitución ni en las leyes prohibición alguna para construir un aeropuerto civil en instalaciones militares y, en su momento, al dictar su sentencia, él mismo se pronunciará al respecto.

Aun cuando dicho aeródromo esté destinado para uso civil, su objeto también es militar, lo que implica que constituye una sola unidad material y jurídica que no posibilita su división para objetos suspensionales, con tal proyecto se garantiza la seguridad nacional.

Los actos reclamados evidentemente están en relación con la soberanía nacional, en tanto que corresponde al Presidente preservar la seguridad nacional porque corresponde a la nación el dominio directo sobre el espacio situado sobre el territorio nacional en la extensión y términos que fije el derechos internacional”, indicó.

Aún se mantienen vigentes las siete suspensiones definitivas en los más de 140 amparos contra el aeropuerto de Santa Lucía, y el colectivo #NoMásDerroches puede impugnar la resolución del juez ante un tribunal colegiado en las próximas horas.

Excelsior

Los comentarios están cerrados.