Habilitan subestación de Bomberos en Huatulco como refugio de tortugas marinas

no me veras

Ante la presencia de marea roja en el litoral de la costa oaxaqueña, la subestación de Bomberos ubicada en Santa María Huatulco funge como refugio emergente de tortugas marinas que están siendo afectadas por este fenómeno natural.

En este sentido, la Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable (Semaedeso) da a conocer que fueron habilitadas cuatro albercas para recibir y dar atención a los quelonios que se encuentren en estado de indefensión. Además de ello, se busca ayudar a la recuperación de la fauna marítima y asegurar su bienestar, actuando con bioseguridad y apego a la normatividad ambiental.

En estos trabajos coadyuvan la Secretaría de Turismo del Estado (Sectur-Oaxaca), el Parque Nacional Huatulco, el Centro Mexicano de la Tortuga y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) a través de la delegación de Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Así como los prestadores de servicios turísticos, pescadores y la sociedad organizada de Huatulco, trabajan de manera solidaria para llevar las tortugas vivas a la subestación de Bomberos de Huatulco.

De acuerdo a estudios realizados por investigadores de la Universidad del Mar, se sabe que diversos factores que influyen en las condiciones oceanográficas son elementos de ocurrencia de florecimientos algales nocivos -conocidos como marea roja, comprendida por microorganismos tóxicos- de los cuales se alimentan los sálpidos o salpas (seres vivos de libre flotación con aspecto traslucido y gelatinoso) ampliamente distribuidos en aguas medias o cerca de la superficie.

Éstos pueden actuar como vectores en la transferencia de toxinas como la saxitoxina, desde algunas algas tóxicas hacia algunos vertebrados marinos, generando su muerte por intoxicación.

Se ha comprobado que dicho evento ha provocado la mortandad de tortugas marinas, debido a la estrecha correspondencia entre las condiciones físicas, químicas y biológicas del mar, la proliferación de microorganismos tóxicos (dinoflagelados) y de salpas.

Lo anterior es causa de la contingencia ambiental que se está presentando, y por la que se están encontrando tortugas marinas y gaviotas -hasta ahora- con parálisis en el sistema nervioso.

De acuerdo con la Semaedeso, los ejemplares que se han presentado están siendo atendidos por el Comité de Atención a Fauna Silvestre, en coordinación con el Centro Mexicano de la Tortuga y la Universidad del Mar, al igual que el municipio de Santa María Huatulco el cual está apoyando con los medicamentos suministrados a las tortugas.

La fauna afectada ha respondido de acuerdo al grado de intoxicación, algunos de éstos se están recuperando y otros han servido para la toma de muestras, para fortalecer el campo de investigación.

El Gobierno del Estado invita a la ciudadanía para reportar al número telefónico 958 186 06 20 la presencia de tortugas o gaviotas que estén en condiciones de letargo con poca o nula capacidad de reacción, a fin de brindarle la atención debida.

Comments are closed.