¡Justicia! Homenaje a periodistas asesinados: Alfredo Martínez de Aguilar

no me veras

* El Foro de Periodistas de Chihuahua condena el artero asesinato de Arturo Alba Medina y exige a las autoridades aclarar los hechos y castigar a quien o quienes resulten responsables del crimen.

* Justo y merecido homenaje es, también, recordar a los periodistas oaxaqueños muertos durante la pandemia de la COVID-19, Narciso Arturo Reyes, Guillermo Castillejos Ávila y Luis Soria Castillo.

 

Es nuestra más profunda convicción de vida luchar por esta, así como por la libertad y por la dignidad humanas. La devastación por la COVID-19 ha obligado a volver la mirada a la salud y la vida.

Pero apostar a la vida, requiere tener garantizada plenamente en la realidad cotidiana la salud integral, la alimentación, la educación y el empleo, es decir, los derechos humanos fundamentales.

Tampoco se cuenta con seguridad pública que garantice integridad física y protección y defensa de la vida. Dolorosamente estos derechos humanos se han quedado en los dogmas de la Constitución.

De 2000 a la fecha, la organización internacional ARTICLE 19 ha documentado 135 asesinatos de periodistas en México, en posible relación con su labor. Del total, 124 son hombres y 11 son mujeres.

Del total de periodistas asesinados, 47 se registraron durante el anterior gobierno priista del presidente Enrique Peña Nieto y 15 en el actual de Morena con Andrés Manuel López Obrador.

Según la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), a partir del año 2000, 144 periodistas han sido asesinados. Solamente Afganistán y Siria han registrado más muertes de reporteros.

El gobierno de Javier Duarte en Veracruz, diciembre 2010-30 de noviembre 2016, ha sido el más letal con 17 de 30 periodistas asesinados incluyendo al fotoperiodista Rubén Espinosa en CDMX.

México está considerado como el país más mortal para los periodistas sin contar zonas de guerra.

Por tanto, hacer justicia a los periodistas mexicanos asesinados es el mejor homenaje a rendirles.

Justo y merecido homenaje es, también, recordar a los periodistas oaxaqueños muertos durante la pandemia de la COVID-19, Narciso Arturo Reyes, Guillermo Castillejos Ávila y Luis Soria Castillo.

Como parte del resurgimiento del autoritarismo del presidencialismo meta constitucional los periodistas hemos pasado de ser menospreciados por el PRIAN, a apestados en el gobierno de la 4T.

La principal característica en los regímenes de los tres diferentes partidos políticos ha sido, ser totalmente ignorados y despreciados, salvo los incondicionales y, en consecuencia, cómplices.

Empero, urge reducir la brecha entre el periodismo y la sociedad. “En el imaginario social, la sociedad sigue percibiendo a los periodistas como aliados del poder, prensa corrupta y chayotera”.

Poco después de juramentar respetar y hacer respetar la Constitución y las leyes el 1º de diciembre, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador aseguró que pondría fin a los asesinatos.

Es de lamentar que no ha sido así. Jesús Ramírez, vocero de la Presidencia, asegura que el gobierno de López Obrador garantiza el derecho a la disidencia y la crítica en los medios de comunicación.

“El Gobierno de México tiene una voluntad abierta y clara de hacer valer los derechos de los mexicanos, y eso incluye el derecho a la disidencia, el derecho a la crítica, el derecho a la libertad de expresión, que son las grandes libertades, los grandes derechos que hacen posible la democracia”.

El Foro de Periodistas de Chihuahua condena el artero asesinato del comunicador de Ciudad Juárez, Arturo Alba Medina y exige a las autoridades el inmediato esclarecimiento de los hechos y el castigo a quien o quienes resulten responsables.

Ernesto Almanza Aguilar, Presidente del Foro de Periodistas de Chihuahua, demanda de la Fiscalía General del Estado la aplicación de los mecanismos existentes para la atención del caso, incluida la investigación con todo el rigor científico, así como de protección para su familia.

A la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) demanda su intervención para que las indagatorias se conduzcan apegadas a derecho y se apliquen los mecanismos necesarios de atención y protección a quien lo requiera.

Insiste a la CEDH la inmediata reinstalación de la Mesa de Atención a Agresiones a Periodistas, así como del Protocolo para Periodistas en Riesgo.

El comunicador se desempeñaba como conductor de un noticiero local de televisión en Ciudad Juárez y momentos antes del artero atentado, había participado en la emisión del Telediario nocturno, de la empresa Multimedios.

Arturo Alba Medina contaba con 49 años de edad. Se sabe que se dirigía a su domicilio cuando fue alcanzado por las balas asesinas.

El Foro de Periodistas de Chihuahua exige a las autoridades estatales y federales en general que se brinden las garantías necesarias para el ejercicio del periodismo, porque como lo ha dicho reiteradamente, no se calla la verdad asesinando periodistas.

A la enérgica demanda de justicia, se suman el dirigente del Foro Nacional de Periodistas y Comunicadores, el sonorense Rafael Cano, directiva de la que honrosamente formamos parte.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Comments are closed.